Twitter


Artículos
diciembre 2018
L M X J V S D
« may    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Entradas con la etiqueta ‘tren’

Hace unos días y mientras atendía a un grupo de vecinos que iban de visita al Aula Municipal de Astronomía, entendí el sentido de una de esas reglas no escritas que concede la vida.

Que se emboscan en el día a día pero en realidad están a la vuelta de la esquina. Algo tan sencillo como la existencia que nos rodea. Tan enfrascados estamos en la tarea cotidiana de andar, de ensamblar los actos propios de manera coherente y conforme al plan previsto, que con frecuencia solo atisbamos las huellas de nuestros propios pasos. Aunque el camino es el mismo de todos los días, entre el ruido de las críticas y los cambios de última hora, no distinguimos el bosque.

Más allá de la prosaica definición de DESARROLLO LOCAL que figura en la web municipal, confieso que es complicado resumir de forma breve y concisa los contenidos de la concejalía que dirijo. Una de las herramientas en cuyo manejo cualquier responsable o directivo de una empresa privada ha de ser ducho, se conoce con el anglicismo de ‘elevator pitch’. O lo que es lo mismo, cómo explicar lo que haces en el trabajo o para qué sirve tu producto o servicio en el lapso de un viaje en ascensor.

Y por fin he dado con el quid de la cuestión. La forma de definir rápida y sencillamente el concepto de ‘desarrollo local’. Con una explicación sencilla a la par que breve. Tanto que lo que me empeño en hacer desde que allá por el mes de junio de 2011 el PSOE tuvo la oportunidad de integrarse por vez primera en el Gobierno municipal, cabe en lo que se tarda en subir del bajo al quinto piso. La tarea en la que llevo enfrascado desde hace casi dos años no es otra que crear las condiciones idóneas para llenar las calles de vida. Para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los vecinos. Que no es una frase hecha sino una manera de concebir la gestión pública, de apretarse los machos.

Leer el resto de esta entrada »

Rara vez nuestro previsible y cotidiano devenir nos permite ser testigos de un hito en la historia. Y nos ha tocado aquí, en Yebes. Una asociación cultural ha sido capaz, entre luces y cepos, de arropar el parsimonioso paso del tiempo, de alimentar el alma de sus socios, de crear comunidad, calor y camaradería. Durante 25 años. Sería cuestión baladí si no fuera porque hablamos de un pueblo que hace cinco años tenía menos empadronados que socios su veterano colectivo.

La Asociación Cultural ‘Hierónimo de la Rambla’ es la suma de sus gentes. Hoy, sus socios y los que han formado parte de las sucesivas Juntas Directivas pueden sentirse orgullosos. El mérito siempre es de las personas, de quienes perseveran. Hoy suman poco más de una centena, todo un logro en estos tiempos de apatía global. Manualidades, excursiones, belenes, chocolatadas, mercadillos, pasacalles y la génesis de la biblioteca de Valdeluz son algunos de sus méritos. La hoja de ruta está jalonada de horas preñadas de actividad. Ha insuflado vida a un pueblo que el olvido escondió al futuro. Sin servicios, sin transporte, sin oportunidades.

El mérito de estos veinticinco años recae en quienes han tirado del carro. Aquellos y aquellas que desde la Directiva han vuelto a convocar una y otra vez actividades sin arrojar la toalla ante el desánimo o la desidia de algún que otro politicastro local. Han sido desalojados de la Casa de la Cultura, han mudado su sede a diferentes domicilios y, no en vano, han perseverado. Estamos en crisis, no solo financiera, también de valores. Se denigra la cultura como algo inservible, ineficiente. Nada más lejos. Esta asociación y sus veinticinco años de presencia nos muestran y demuestran, en cada uno de sus actos, que ante el marasmo y el pesimismo inducido por la política liberal y los recortes, la Cultura con mayúsculas une, apuntala, favorece la creatividad, la cohesión social, y enriquece la vida en comunidad.

Desde el PSOE de Yebes hemos seguido y compartido la vida de esta asociación. Comprendimos al instante que cuanto más fuerte es el tejido asociativo, más oportunidades hay de generar la necesaria cooperación entre los vecinos, la solidaridad ante los problemas comunes, la atención a la infancia y la tercera edad.

Leer el resto de esta entrada »

Vivimos en un municipio singular, lo quieran o no. Con Valdeluz a sus hombros, Yebes no es un pueblo al uso. En nada se asemeja a los que nos colindan. Ni Horche, ni Lupiana, ni siquiera Chiloeches se parecen a esta patria chica en la que todos hemos empeñado nuestro presente y el futuro de nuestros hijos.

Tenemos una estación del AVE sobre la que se han escrito ríos de tinta. Desde el gobierno de coalición que se fraguó en 2011, el PSOE de Yebes ha sido testigo de excepción e impulsor de los esfuerzos del Ayuntamiento por desatascar la pintiparada línea de lanzaderas con Madrid, germen del desarrollo de Valdeluz.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, el Ministerio de Fomento, RENFE y el Gobierno de Castilla-La Mancha, han sido blanco de nuestros desvelos. Cuando mandaban los de antes y con los que lo hacen ahora. En dos años el Pleno ha aprobado sendas mociones de apoyo a la implantación del servicio RENFE Avant, a imagen y semejanza del que disfrutan las otras 17 capitales de provincia por las que transita la Alta Velocidad. Que el fin sí justifica los medios. Aunque de poco o nada ha servido ese empeño. Claro que peor hubiera sido esconder la cabeza debajo del ala, como hicieron nuestros antecesores del PP de Yebes, hospitalarios anfitriones de ‘El Follonero’. ¡Dios, qué buen vasallo si tuviese buen señor!

En el actual contexto de recortes, el afán es si cabe aún más osado. El muro insalvable con el que nos topamos de bruces es que el fin no justifica los medios. En ausencia de demanda, que es tanto como decir de viajeros, no hay trenes qué valgan. Visto que la ofensiva por nuestra cuenta no nos llevaba a ningún sitio, decidimos buscar adeptos a la causa. Porque la estación del AVE Guadalajara-Yebes no se construyó a riesgo y ventura de un proyecto urbanístico. Ese recurrente discurso que muchos enarbolan está viciado de antemano. Hay que estar muy ciego para no ver la oportunidad que supondría para un territorio con un potencial incuestionable y una población diana de más de 150.000 almas disponer de un medio de transporte sostenible y a precios asequibles. Puesto que Yebes no puede asumir en solitario una causa que es de toda una provincia, la única con una estación a poco más de 17 minutos del centro de Madrid y sin servicios directos, había que convencer a propios y extraños para que se subiesen a este carro. Sin irse muy lejos. Que esos aliados están a las puertas de casa.

Nos encontramos en plena ronda de contactos con los alcaldes y concejales de los pueblos con tejido industrial. Y con esos usuarios potenciales que utilizan los Gobiernos de turno como excusa de mal pagador. Si logramos que otros municipios entiendan la trascendencia de un transporte competitivo y decisorio para el desarrollo local, habremos dado un paso de gigante. Hasta la fecha nos hemos entrevistado con Tórtola de Henares, El Casar, Quer y Yunquera de Henares, Leer el resto de esta entrada »

Soy un habitual de los plenos municipales de Yebes desde 2008. En las antiguas oficinas del pueblo, escalera arriba, enel ático del edificio de la biblioteca. Por aquel entonces era un vecino más. Si a alguien he visto en las sesiones celebradas hasta junio de 2011 ha sido a varios compañeros del PSOE de Yebes. A nadie más. Recuerdo como si fuera ayer que un mes antes de las elecciones por allí se dejaron caer los señores Vioque y Yuste. Me sorprendió. No por esperado, que por insólito.

Lo más sorprendente de los plenos que convocaba el Partido Popular de Yebes eran las horas intempestivas de las convocatorias. A eso de las ocho y media de la mañana o media hora después. Y la diligente brevedad de aquellas sesiones. Más que concisas eran fugaces. Ni media hora, mire usted. No es difícil imaginar el exiguo trabajo normativo que requería ese suspiro. No en vano, los asuntos del Orden del Día se contaban con los dedos de una mano y en la mayoría de los casos sobraban apéndices. No era de extrañar el inmenso vacío de servicios, prestaciones e ideas con que nos topamos al llegar. De aquellos polvos, estos lodos.

Desde que el PSOE de Yebes arribó al Gobierno municipal, hace poco más de año y medio, se han celebrado dieciocho plenos. Cada sesión con una media de diez a 15 asuntos a tratar. La actividad normativa, la gestión administrativa y el ritmo que le hemos puesto a la res publica ha sido muy intenso. Y lo sigue siendo. Para la posteridad han quedado aquellos sainetes del visto y no visto a los que tan aficionado era el PP.

Una de las tendencias que pusimos patas arriba nada más aterrizar fue el horario de los Plenos,que pasaron a celebrarse por las tardes. Hasta un total de doce. Más del 66% de los que han tenido lugar hasta la fecha. Convocados a las cinco o seis, con una duración media de dos horas y media a tres. Los profusos debates alargan las sesiones sin dilación, lo que complica conciliar estas citas con las respectivas tareas vecinales.

En nuestro programa electoral está la celebración de los Plenos en horario vespertino. Y lo cumplimos, durante doce plenos. Entonces no imaginábamos que en un Ayuntamiento que el PP dejó como un erial estaba todo por hacer. Urbanismo, cultura, servicios y equipamientos. Una ingente carga de trabajo que convertía cada sesión plenaria en un maratón de asuntos. La inusual duración nos forzó a ajustar la hora de inicio a las cinco o seis de la tarde. Había que terminar a una hora razonable para cualquier vecino. Leer el resto de esta entrada »

Parece mal momento para nombrar esa palabra que hoy tiñe el sombrío horizonte de una España en decadencia. Ese término que refleja el enorme abismo que hay entre las políticas de recortes y reducción de déficit con las promesas de empleo y crecimiento que queremos ver de una vez por todas. Rescate.

Sin embargo, rescate, ha sido también fuente de disfrute, siempre en el filo del bien y del mal. Canciones como “Rescue me” de Fontella Bass o “emotional rescue”, álbum de los Rolling en los ochenta, son la cara lúdica que han acompañado nuestra juventud. Hemos vivido también envueltos en rescates de cine, épicos , en secuestros , en vidas comunes y pequeñas, rescates de horas, de corazones. El rescate siempre ha sido sinónimo de final feliz, una liberación comprada donde el precio era lo de menos, importaba la libertad como fín, la calma emocional como destino, a cambio de cualquier sacrificio, del esfuerzo supremo.

Hoy no es así, el rescate nos acecha como un cúmulo nimbo algodonado, amenazador en su negrura desde un cielo crepuscular de verano. Hoy no afecta a alguien, nos señala a todos. Hoy no parece tener un desenlace feliz sino el principio de un largo cautiverio. Hoy el rescate amenaza la libertad, los servicios básicos y el estado del bienestar. Y al campo más, mucho más. España deja de ser un estado perceptor neto de ayudas para pasar a contribuir en el pago de la factura PAC a favor del desarrollo rural, de otros, las últimas incorporaciones al Mercado Común.

Pero que desarrollo? Hasta cuando veremos los campos llenos de girasoles inútiles? Es la ambicionada subvención de la PAC el único destino posible de nuestro sector agrario? ¿Por qué no se apoya la denominación de origen, la reconversión del sector a productos de calidad, diferenciadores, por qué no se apoya con programas específicos a los cultivadores y dueños de la tierra? ¿Por qué no se favorecen las cooperativas en la cadena de suministro y se regula la actividad de las grandes superficies en el proceso de compra? Otra batalla perdida ante los todopoderosos lobbys financieros en Bruselas?

Leer el resto de esta entrada »