Twitter


Artículos
enero 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Entradas con la etiqueta ‘Plenos’

Soy un habitual de los plenos municipales de Yebes desde 2008. En las antiguas oficinas del pueblo, escalera arriba, enel ático del edificio de la biblioteca. Por aquel entonces era un vecino más. Si a alguien he visto en las sesiones celebradas hasta junio de 2011 ha sido a varios compañeros del PSOE de Yebes. A nadie más. Recuerdo como si fuera ayer que un mes antes de las elecciones por allí se dejaron caer los señores Vioque y Yuste. Me sorprendió. No por esperado, que por insólito.

Lo más sorprendente de los plenos que convocaba el Partido Popular de Yebes eran las horas intempestivas de las convocatorias. A eso de las ocho y media de la mañana o media hora después. Y la diligente brevedad de aquellas sesiones. Más que concisas eran fugaces. Ni media hora, mire usted. No es difícil imaginar el exiguo trabajo normativo que requería ese suspiro. No en vano, los asuntos del Orden del Día se contaban con los dedos de una mano y en la mayoría de los casos sobraban apéndices. No era de extrañar el inmenso vacío de servicios, prestaciones e ideas con que nos topamos al llegar. De aquellos polvos, estos lodos.

Desde que el PSOE de Yebes arribó al Gobierno municipal, hace poco más de año y medio, se han celebrado dieciocho plenos. Cada sesión con una media de diez a 15 asuntos a tratar. La actividad normativa, la gestión administrativa y el ritmo que le hemos puesto a la res publica ha sido muy intenso. Y lo sigue siendo. Para la posteridad han quedado aquellos sainetes del visto y no visto a los que tan aficionado era el PP.

Una de las tendencias que pusimos patas arriba nada más aterrizar fue el horario de los Plenos,que pasaron a celebrarse por las tardes. Hasta un total de doce. Más del 66% de los que han tenido lugar hasta la fecha. Convocados a las cinco o seis, con una duración media de dos horas y media a tres. Los profusos debates alargan las sesiones sin dilación, lo que complica conciliar estas citas con las respectivas tareas vecinales.

En nuestro programa electoral está la celebración de los Plenos en horario vespertino. Y lo cumplimos, durante doce plenos. Entonces no imaginábamos que en un Ayuntamiento que el PP dejó como un erial estaba todo por hacer. Urbanismo, cultura, servicios y equipamientos. Una ingente carga de trabajo que convertía cada sesión plenaria en un maratón de asuntos. La inusual duración nos forzó a ajustar la hora de inicio a las cinco o seis de la tarde. Había que terminar a una hora razonable para cualquier vecino. Leer el resto de esta entrada »

Parece mal momento para nombrar esa palabra que hoy tiñe el sombrío horizonte de una España en decadencia. Ese término que refleja el enorme abismo que hay entre las políticas de recortes y reducción de déficit con las promesas de empleo y crecimiento que queremos ver de una vez por todas. Rescate.

Sin embargo, rescate, ha sido también fuente de disfrute, siempre en el filo del bien y del mal. Canciones como “Rescue me” de Fontella Bass o “emotional rescue”, álbum de los Rolling en los ochenta, son la cara lúdica que han acompañado nuestra juventud. Hemos vivido también envueltos en rescates de cine, épicos , en secuestros , en vidas comunes y pequeñas, rescates de horas, de corazones. El rescate siempre ha sido sinónimo de final feliz, una liberación comprada donde el precio era lo de menos, importaba la libertad como fín, la calma emocional como destino, a cambio de cualquier sacrificio, del esfuerzo supremo.

Hoy no es así, el rescate nos acecha como un cúmulo nimbo algodonado, amenazador en su negrura desde un cielo crepuscular de verano. Hoy no afecta a alguien, nos señala a todos. Hoy no parece tener un desenlace feliz sino el principio de un largo cautiverio. Hoy el rescate amenaza la libertad, los servicios básicos y el estado del bienestar. Y al campo más, mucho más. España deja de ser un estado perceptor neto de ayudas para pasar a contribuir en el pago de la factura PAC a favor del desarrollo rural, de otros, las últimas incorporaciones al Mercado Común.

Pero que desarrollo? Hasta cuando veremos los campos llenos de girasoles inútiles? Es la ambicionada subvención de la PAC el único destino posible de nuestro sector agrario? ¿Por qué no se apoya la denominación de origen, la reconversión del sector a productos de calidad, diferenciadores, por qué no se apoya con programas específicos a los cultivadores y dueños de la tierra? ¿Por qué no se favorecen las cooperativas en la cadena de suministro y se regula la actividad de las grandes superficies en el proceso de compra? Otra batalla perdida ante los todopoderosos lobbys financieros en Bruselas?

Leer el resto de esta entrada »