Twitter


Artículos
julio 2018
L M X J V S D
« may    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Les presumo enterados del contenido de la reunión que días atrás mantuvimos con el Viceconsejero de Educación en Toledo para abordar el problema educativo que padecemos y sobre el que, hasta ahora y como Pilatos, se habían lavado las manos. Tiene narices que después de dar la matraca por activa y por pasiva durante años para sentarnos en una mesa y buscar una solución consensuada, tuviéramos que escuchar en el despacho del señor José Jaime Alonso Díaz-Guerra que el encuentro había sido propiciado por la Asociación de Vecinos de Valdeluz, que en una entrevista previa pidió al susodicho que recibiese al alcalde y a los portavoces de los grupos políticos. ¡Así, como suena! Un poquito de lealtad institucional, por favor.

Y no me entiendan mal, encantado me hallo de que mis vecinos tengan tanta iniciativa y  ascendencia ante el señor Viceconsejero. Pero ¡carajo! que son incontables las veces que desde el Ayuntamiento nos hemos dirigido a la Junta y ni se han dignado respondernos siquiera.

O…lo mismo es que pretendía ningunearnos. Viejas estrategias de casta negociadora.

Sir Isaac Newton

Sir Isaac Newton

En esa reunión en la que yo no estuve pero de la que me acuerdo, que diría aquel, acudió en nombre del PSOE mi compañero y sin embargo amigo José Miguel Cócera en calidad de teniente de Alcalde. No les voy a aburrir con lo que se dijo y lo que no. Pero si querría hacer un par de reflexiones en voz alta sobre algunas de las cuestiones que allí se suscitaron.

El señor Díaz-Guerra desgranó un puñado de cifras por las que, según su preclaro entender, el problema de la escolarización en Yebes y Valdeluz no es prioritario para la Junta. Al margen del enojo y mosqueo que a algunos nos pueda provocar tal afirmación, que no es sino un desatino, a un servidor le deja ojiplático el profundo desconocimiento de la realidad que tiene uno de los principales responsables Leer el resto de esta entrada »

En la vida caminamos guiados por nuestros sueños. Esas acciones, esa manera de ser, se tiñen con el color de nuestras esperanzas y proyectos. Es esa percepción la que nos convierte en uno de los municipios más singulares de Guadalajara, diría que hasta de esta piel de toro. De un tiempo a esta parte oigo alguna voz que se decanta por la normalidad. Y ante tanto conformismo me viene a la memoria la mácula de ‘municipio fantasma’ que en 2011 nos legó el Gobierno del Partido Popular. Nosotros, en el PSOE, estamos empeñados en darle la vuelta a la tortilla para ser reconocidos como ‘municipio estrella’. Y a fe mía que no vamos mal desencaminados.

El entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, poniendo la primera piedra de Valdeluz

El entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, poniendo la primera piedra de Valdeluz

Aunque es seguro que ustedes tienen más ejemplos, conviene antes poner cada cosa en su sitio. Empezando por el principio. La primera piedra de Valdeluz se colocó hace justo una década. En el verano de 2006 se entregaron las primeras llaves. Cinco años después aún seguían al frente del Ayuntamiento los mismos que hoy se oponen a cada nuevo servicio que ponemos en marcha. De casta le viene al galgo. Hablamos de una ciudad ‘inventá’, que diría José Mota. A la sombra de un AVE de paso que vemos alejarse sin demasiadas esperanzas. La maldita crisis redujo las cuatro fases iniciales a una, preñada de anhelos y vecinos. Todo por hacer, muchas necesidades y problemas sin resolver.

Yebes dista 12 kilómetros por carretera y sin acceso directo con Valdeluz. Un pueblo inerme cuajado de urbanizaciones medio vacías y sueños rotos. Con más vecinos nuevos que paisanos de toda la vida. Sin servicios, a excepción de los municipales. Tienda, bar y autobuses son los únicos atisbos de actividad en medio de tanta resignación y apatía. Que prefiere eso de ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’.

¿Y qué se supone que es un pueblo normal de 2.700 almas? ¿Quizá Leer el resto de esta entrada »

Cual terco Victor Frankenstein adaptado a los tiempos, soy proclive a crear criaturas.

¡Ojo!, criaturas que no engendros. A lo largo de este fructífero mandato que ya viene terminando, han sido varias las que he ido concibiendo desde la nada. Poniéndome poético y cursi hasta la médula, diría que desde el mismísimo barro primordial. Era perentorio sacar adelante proyectos sociales y necesarios. Y diría aún más, decididamente indispensables para los vecinos.

Un puñado de soluciones de las que me considero autor. Sin una pizca de vana vanidad. Y puesto que me precio de buen padre, a todas les guardo cariño. Pero sea por hache o por be, por querencia o vaya usted a saber, a algunas les tengo una pizca más de aprecio.

En estos pocos meses que faltan para las elecciones del año que viene iré desgranando los detalles. En parte porque me apetece. Pero sobre todo, antes de que nadie me señale lo obvio, por razones obvias de electoralismo puro y duro. Porque no hay mejor campaña que la de los logros conseguidos. Total, para que te pongan a caer de un burro ya se pintan solos unos cuantos de por aquí. Y ya puestos, hablaré también de las criaturas fallidas. Que de todo ha habido y para todas hay algo de cariño.

Hoy quiero hablarles de la que estoy más orgulloso. De la biblioteca de Valdeluz y toda la enjundia que le rodea. Para tener una perspectiva exacta es impepinable echar una somera vista atrás. Que tampoco es cuestión de repetir lo dicho hasta la saciedad. Cuando los socialistas llegamos en 2011 al Gobierno municipal solo había una biblioteca. Estaba en el pueblo, atendida a tiempo parcial por una funcionaria eventual. En Valdeluz, ni una mísera migaja. Era lo que Leer el resto de esta entrada »

Casi un año de indagaciones que se dirimen en un folio. La Fiscalía de Guadalajara ha archivado las diligencias que en noviembre de 2013 abrió contra Joaquín Ormazábal a raíz de la denuncia interpuesta por el secretario-interventor de nuestro Ayuntamiento al no considerar constitutivas de delito las pruebas aportadas con las que se le pretendía imputar los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos. Y no por menos esperada, la resolución judicial deja de ser una estupenda noticia. Que despeja cualquier atisbo de duda que algunos se han encargado de airear.

Para los que conocemos el percal, no había lugar a la sorpresa. Estábamos convencidos que la denuncia en cuestión no iba a prosperar. Simple y llanamente, porque no había fundamentos.

Y lo decimos con conocimiento de causa. Aunque no compartimos las mismas siglas políticas, a pesar de no estar siempre de acuerdo, a sabiendas de las discrepancias que nos separan y las coincidencias que nos unen, si de algo podemos dar testimonio es de la honradez y honestidad del alcalde de Yebes. Primero, porque jamás nos ha dado motivos para pensar lo contrario. Y en segundo lugar porque, en caso de haber sido nosotros los denunciados, ellos tampoco nos hubieran dejado en la estacada. Al fin y a la postre, si Joaquín hubiera incurrido en alguna falta no solo sería atribuible a su persona; habría que hacerla extensiva al resto de los concejales que Leer el resto de esta entrada »

A veces los lugares, las personas, los tiempos que nos tocan vivir se convierten en un símbolo.

En un hito, una marca indeleble que nos refresca la memoria y ayuda a rescatar la pequeña o gran historia que nos atrapó a su lado. En Valdeluz es difícil concebir la breve vida de esta comunidad abierta sin hacer mención a la caseta. La frugal herencia del Partido Popular en Valdeluz, un mamotreto de 232.000 € que nació con vocación de mausoleo. Los que vivían ya por aquí en 2008 recuerdan como si fuera ayer el rácano aprovechamiento que se hacía de ella. Una funcionaria recluida en una esquina y disponible dos días a la semana junto a dos despachos vacíos. Eso era todo lo que daba de sí. Y no sirve eso de que era ‘aquello o nada’. Porque pudieron elegir. Allí estaba la Zona de Ventas, un recinto de 27.481 metros cuadrados con 2.600 m2 de superficie construida distribuidos en media docena de chalets pilotos. Pero el PP no estaba por la labor. La piqueta convirtió en escombro el sueño de los vecinos, a los que se les hurtó los posibles aprovechamientos sociales a los que se podría haber destinado este espacio.

Así estuvimos hasta 2011. Hasta que llegamos al gobierno y la lúgubre caseta, el único techo municipal que había en Valdeluz, sufrió una transformación de la noche a la mañana. Primero con un horario de atención al público durante los cinco días de la semana. Era lo mínimo para dar servicio al 90% de los vecinos. Después, como sede de la biblioteca de Valdeluz. Fue tal el éxito que en apenas dos meses tuvimos que reformar el espacio de lectura y ampliarlo hasta dos tercios del local. La vida empezaba a fluir en unas instalaciones a todas luces insuficientes para la avalancha incesante de nuevos vecinos.

Las actividades culturales más variadas se adueñaron de la biblioteca. Cuentacuentos, conciertos, cursos y talleres, concursos, inglés y música obligaban a cambiar cada dos por tres la configuración del espacio.  La caseta se había convertido en un faro con luz propia. Y seguíamos cojos de espacio. El PP construyó un edificio de 2.400 m2 en el pueblo que apenas utilizaban siete funcionarios y tres políticos. En Valdeluz no tuvieron ni prisa ni ganas. Pero nosotros sí. En el PSOE teníamos claro que había que habilitar espacios con urgencia para familias y vecinos. Y la dotación de servicios culturales y educativos en las oficinas se convirtió en una prioridad.

Fueron necesarias diez casetas de obra para crear un complejo que pudiera atender las necesidades más imperiosas. Al liberar espacio la biblioteca creció como la espuma hasta convertirse en un hervidero de actividad cultural. Habíamos acometido la tercera reforma en dos años y no teníamos bastante. Así que en 2013 arrancamos un nuevo proyecto para la manoseada caseta. La pequeteca vio la luz con el albor del nuevo año. Un rincón que ha prestado servicio a familias con necesidades de conciliación. Y la caseta se reinventaba de nuevo.

Leer el resto de esta entrada »

Que en nuestro municipio se ha producido un aumento formidable de población en poco tiempo es una sentencia de Perogrullo. Hombres y mujeres de nuevo cuño que, en buena lógica, desconocen los entresijos de nuestra historia reciente. No tanto de Yebes, cuyos orígenes se pierden en la noche de los tiempos y que están recogidos en un modesto libro que está a disposición de todos ustedes a coste cero, como de la corta intrahistoria de Valdeluz. Una memoria de apenas cinco años de vida. Que empezaron a cincelar aquellos primeros vecinos. Servidor llegó en una segunda hornada y ya va para cuatro años que pateo estas tierras. Retomo el asunto, que me disperso. Lo dicho, breve pero fructífera historia.

Empiezan a ser legión los que me abordan por la calle, en mi despacho de las oficinas de Valdeluz o en el polideportivo. Que se enteran de quién soy y del cargo que ocupo en el Ayuntamiento para indagar sobre cuestiones varias. Parabienes de unos, censuras de otros. Pero si hay algo en lo que todos coinciden es la falta de espacios públicos que permitan dar más y mejores servicios. Y a uno solo le queda asentir y lamentar tales carencias. Es entonces cuando aprovecho para narrarles un episodio de infausto recuerdo.

Aconteció tal día como hoy de hace tres años. Quiero rememorar aquel dislate porque soy de la opinión que para argumentar se requiere conocimiento de causa. El ciudadano de a pie tiene derecho a saber y yo diría que hasta el deber.

Fueron unos cuantos los desatinos en los que incurrió el anterior equipo de Gobierno del PP. Sin ir más lejos, la concesión para un colegio privado concertado sin competencias para hacerlo. ¿Les suena? De aquellos polvos, estos lodos. Ese fue sonado y trajo graves consecuencias. Pero no fue el único. Sucedió otro especialmente doloso del que, a estas alturas, todavía seguimos pagando las consecuencias. Esta es la crónica de un despropósito.

En la glorieta de entrada a Valdeluz, a la derecha según se sale hacia la N-320, hay un solar vallado con varios ejemplares arbóreos y especies arbustivas, y algún que otro escombro. Pero no siempre fue una parcela baldía. Hasta hace tres años en ese lugar se levantaba la Zona de Ventas de la promotora de Valdeluz. Allí se ofrecía información y se vendían Leer el resto de esta entrada »

Corre un bulo interesado, una esperanza truncada. Un sueño que es de todos, un caramelo envenenado. Suena hasta irresistible: ‘colegio en un año’. Escribo estas líneas a la hora del primer café. Apenas asoman las luces del alba y mi perro no me da más cuartel. Mientras preparo el desayuno, visualizo la receta del timo perfecto. Ese que proclaman algunos de que podremos tener colegio en un año en las instalaciones del ‘Luz de Yebes’ si entramos por el aro.

Los ingredientes básicos, de manual, son el engaño, la insidia y el patrimonio. El método se ajusta como un guante a las peculiares circunstancias de Yebes y está salpimentada de aliños emocionales. Suculento caldo de cultivo en un municipio que tiene la necesidad acuciante de escolarizar a más de medio millar de niños en feudo propio, alberga la esperanza de hallar una solución a corto plazo y detesta los daños colaterales de la pérdida de la oferta educativa, uno de sus atractivos primigenios.

Comprendo que haya vecinos con hijos preocupados por la situación. Sin ir más lejos, el que suscribe. Y que se aferren a un clavo ardiendo por tener educación a las puertas de casa. Caiga quien caiga. Terreno abonado para los que dejaron el municipio como un erial. O sea, el Partido Popular. Que se jacta de que puede hacerse en un santiamén. “¿Lo quéres?, lo tenés”, que diría el agorero vestido de tango. Es legítimo que las familias con prole saboreen y ‘compren’ la receta mágica de los cocineros de turno. Sin el menor recato y haciendo gala de una impericia supina, pretenden que el Ayuntamiento se quede con las instalaciones a medio construir del ‘Luz de Yebes’ para, en apenas nueve meses, tener un colegio para todos y hasta una Escuela Infantil.

La primera pata de esta estafa, el engaño, consiste en plantear dos variables en una ecuación tramposa para que los vecinos crean que hay que elegir entre dos opciones: o edificio multifuncional o rescate del colegio. Craso error. El Gobierno municipal no se decanta por uno en Leer el resto de esta entrada »

Por fin todo está dilucidado. Ahora que los jerarcas con mando en plaza, o sea, el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Administración concursal, han confirmado el cierre del colegio ‘Luz de Yebes’, comienza la colosal tarea de exigir la educación pública en nuestro municipio. Hasta hoy, una reclamación timorata. Con la boca pequeña. Porque no había que lesionar los intereses de los gestores del centro ni arruinar la exigua demanda que concitaban los servicios educativos del ‘Luz de Yebes’. Es hora de recuperar aquella exigencia. De coger el toro por los cuernos. Pero para saber adónde vamos, conviene recordar de dónde venimos.

2007. Cuatro años tiene mi hija cuando la matriculo en el colegio con la ilusión de un principiante. Por aquel entonces trabajo en Madrid y tengo que dejarla a las 7:30 h con el sueño perturbado aún reflejado en su rostro. ¡¡Ufff, qué duro es!! Doce horas después y a toda pastilla por la R-2 para llegar a tiempo, la recojo a mi vuelta. Allí siguen los montículos de tierra, las vallas desvencijadas y el material de obra desparramado. Obras inconclusas en las que se respira cierto aire de ciudad sitiada y en reconstrucción. Por aquel entonces mi ánimo es el mismo que el de tantos nuevos vecinos. El AVE está al caer, el futuro por hacer y las lomas de escombros desaparecerán como por ensalmo para dar paso a un centro escolar imponente que, para más inri, será gratis para los empadronados con un convenio ‘ad hoc’ firmado con la Junta del PSOE.

La realidad supera a la ficción. Mientras las obras se estancan, los padres nos apiñamos entre esperanzas rotas y encofrados sin terminar. Se difiere ‘sine die’ la posibilidad de que nuestros hijos tengan un entorno adecuado y en pleno invierno la clase de gimnasia se imparte en un pasillo de la segunda planta. Aparecen entonces los primeros problemas de gestión. La Junta Directiva cambia de manera errática los horarios del complemento educativo, del pago obligatorio, que obliga a las familias a hacer malabares con el dinero y los horarios de ingreso y recogida. A partir de 2008 la sangría es patente. El centro no ofrece garantías a las familias y muchos se preguntan si aquel sueño roto se prolongará un año más. La confianza en el único Leer el resto de esta entrada »

Han concluido las fiestas. Intensas para los vecinos, maratonianas para el Gobierno municipal. Y el balance invita a la reflexión. Hemos aumentado de manera considerable lasactividades en los dos núcleos. Del rancio programa de 2010 que el PP dosificó con nueve actividades en Valdeluz y treinta y una en Yebes, hemos pasado a celebrar 29 eventos en el pueblo y casi los mismos en Valdeluz. La diferencia además está en las personas. Los concejales y el personal de confianza nos hemos multiplicado para atender y supervisar cada uno de los actos. Lo mejor ha sido la satisfacción de ver desperdigados a los vecinos por allá y por acullá. Chiquillería y mayores en sus propios espacios y una programación que ha abarcado todos los gustos.

Habíamos llegado a estas fiestas con el sambenito de los sueldos. Desde los frikis por la libertad digital hasta los héroes de agosto por las tradiciones, no paraban de repetir que se gastaba en sueldos lo que no invertíamos en fiestas, empleo o educación. Un recurso simplón del PP que calla algo que es capital. Los dineros del capítulo 1 que computan los sueldos de los cargos y del personal eventual en ningún caso pasarán a engrosar las partidas de inversión o educación. Por ley. Pero a cambio sirven a su propósito. Que no es otro que generar un caldo de cultivo, tan iracundo como ofensivo, contra los concejales de 40 Compromisos y del PSOE.

Le interesa al Partido Popular crear una corriente de opinión que en las redes sube de tono, sobre todo, cuando de vecinos no empadronados del pueblo se trata. El enfrentamiento verbal y las descalificaciones se descontrolan cuando los yeberos de quincena, esos que invocan las tradiciones y estaban missing cuando faltaban autobuses o atención sanitaria, se indignan por una orquesta o los pasodobles. Entonces no faltan voces, que el PP y sus seguidores se encargan de alentar, que por fiestas campan a sus anchas en el pueblo y no en Valdeluz. Insultar en este municipio sale gratis, de momento. Nos han llamado de todo. Dicen que va Leer el resto de esta entrada »

Palacio de la Moncloa. 26 de julio de 2013. Festividad de San Joaquín y Santa Ana. Viernes negro. El Consejo de Ministros acaba de perpetrar la mayor agresión de la reciente historia democrática de este país contra la autonomía de la inmensa mayoría de los ayuntamientos. Por imperativo legal, que es como le gusta hacer las cosas a este Gobierno. Es la tan cacareada Ley de Reforma de la Administración Local, que ha provocado el toque a rebato en la práctica totalidad de los municipios y una marejada de fondo en las filas del propio Partido Popular. Una desobediencia razonable por parte de las Entidades Locales cuyos ediles se niegan a que sus municipios queden reducidos a la mínima expresión. Sin olvidar el varapalo del Consejo de Estado, que barrunta la posible inconstitucionalidad de la ley, y de la Federación Española de Municipios y Provincias, que está que se sube por las paredes.

Pretenden hacernos comulgar con ruedas de molino en aras de eliminar los servicios duplicados y definir las atribuciones de los ayuntamientos. ¡¡Paparruchas!! Es mentira que esta ley clarifique competencias y racionalice la estructura administrativa. En la práctica, es un cheque en blanco para que el Gobierno haga y deshaga a su antojo, una injerencia en toda regla y un ejercicio de despotismo sin precedentes. Es mentira que potencie el papel de las Diputaciones. En la práctica, es una privatización encubierta de servicios como la copa de un pino. Es mentira que vaya a suponer un ahorro de 8.000 millones de euros. En la práctica, es una cortina de humo para no meterle mano a la deuda galopante de la Administración central y las Comunidades Autónomas, que se eleva a casi 950.000 millones de euros. Para no afrontar el asunto de la financiación local, que es el auténtico quebradero de cabeza de los ayuntamientos. Pero no quiero desviarme del tema que me ha traído aquí. Hoy quiero hablarles de una de las medidas que contempla, esa que fija los sueldos de los cargos municipales electos y Leer el resto de esta entrada »

Tengo la mala costumbre de repasar a diario los periódicos. En papel y digitales. Corruptelas y corruptos inundan los titulares. Ya no me sorprende tanta procacidad como abunda entre nuestros gobernantes. Hoy, la mentira a sabiendas se sienta en el Consejo de Ministros. La marca España cotiza a la baja y cada vez tiene menos valía en el contexto internacional. El gafe de Rajoy no tiene límites. ¿Estos son los políticos que merecemos? A tenor de las escasas críticas que suscita la estafa de este Gobierno entre mis vecinos, yo diría que sí.

Uno es un recién llegado a este berenjenal. Hoy soy político, ejerzo de tal y cobro por ello. Vine con unos deberes meridianamente claros, que están en un programa. Y con la ilusión de transformar la realidad que antes no me gustaba. Esa que nos legó el Partido Popular. Tras 37 años de experiencia laboral en la empresa privada, me considero un gestor de lo público. Acabamos de culminar dos años de mandato y el balance de gestión tiene superávit, cumpliendo los deberes que nos impusimos ante los vecinos.

Tengo frescas en la memoria las amargas críticas que llovían sobre el presidente Zapatero y mi partido antes de las elecciones. Era el AVE o el acceso a Guadalajara por la N-320, la educación, la sanidad o los autobuses y, ¡cómo no!, la crisis inventada por él. Cualquier excusa era válida para la diatriba o la demonización. Bullía facebook de fervor patriótico y antizapateril. Todo parecía poco para tanta hiena como pululaba por aquel entonces. La prensa y las televisiones no ahorraban en conjuros, y eran caldo de cultivo para sabios y tertulianos, que tenían la solución absoluta, inmediata. Parecía tan fácil.

Y en estas estábamos cuando llegó el PP. Y probó de su propia medicina. Tanto despotricar de España y su déficit que consiguieron el objetivo: generar desconfianza y ahuyentar a los inversores. La prima de riesgo ha batido records de infarto con Rajoy. Ahora resulta que la crisis no era cosa de Zapatero. La culpa es de Grecia, la Unión Europea o la Virgen del Rocío, que a cualquier coartada se agarran los iluminados que dirigen ahora esta piel de Leer el resto de esta entrada »

Si tienen curiosidad, les daré una pista. Ni tiene precio, ni está a la venta. En mi caso, llegó de la mano de los niños y niñas del colegio público nº 2 de Horche. De unos ensimismados aprendices que, absortos y curiosos, se interesaban por el Universo que nos rodea. Que al salir y con un guiño de complicidad, me confesaban su asombro tras asistir a una sesión en el planetario del Aula Municipal de Astronomía.

Durante dos días, el Planetario ha recalado de forma extraordinaria en el colegio de Horche a modo de aperitivo de lo que es y significa Astroyebes. El centro educativo de nuestro

vecino municipio congrega a cerca de doscientos escolares de Yebes y Valdeluz que aún no conocen el aula. No en vano, se inauguró con el curso escolar ya iniciado, lo que ha supuesto un problema de agenda para muchos colegios. Pero quisimos hacer una excepción dado el elevado número de alumnos de nuestro municipio que cursan aquí sus estudios, lo que suponía un estímulo añadido para acercarles esta ventana abierta al cosmos.

Dado que los monitores no pudieron hacer frente a ese compromiso, me tocó a mí la tarea de conducir las proyecciones. El reto no era moco de pavo. Cuatro pases por día con niños de 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria y sus respectivos profesores, por los que desfiló un aforo aproximado de más de 250 colegiales. La misión era armonizar los contenidos que se estudian en cada curso y relacionados con las materias de Geografía y Astronomía, con los recursos disponibles del planetario. De una manera amena, divertida y práctica.

Por expresa voluntad de mis convecinos, hoy ejerzo de político y me ocupo de las parcelas del Desarrollo Local y Empleo. Los que me

soportan a diario me atribuyen la culpa del Aula de Astronomía. Y no negaré que ese mérito me llena de orgullo. En el PSOE ya dejamos claro allá por abril de 2011 nuestra intención de promover el uso del Observatorio de Yebes como recurso divulgativo. El PP de Yebes nunca creyó en las posibilidades de esta instalación y prefirió darle la espalda. Me importan poco los rifirrafes sobre si la idea original fue de este o aquel. Es una discusión estéril Leer el resto de esta entrada »

Veo poca televisión. Alguna que otra serie, esos partidos del siglo y poco más. Los telediarios me deprimen, la mayoría deprogramas me aburren o, directamente, me pueden. Las noticias se despachan según el sesgo político de la cadena de marras, algunas sin ningún pudor, a calzón quitado.

Pero en ese paraíso de dislates que es la caja tonta, hay un talk show que siempre que puedo procuro no perderme. La irreverente manera que tienen de contar la actualidad, el humor corrosivo del que hacen gala, lo poco en serio que se toman a sí mismos y, por qué no, el alarde y desfachatez con el que presumen de “progres”, condición que la más rancia caverna se ha empeñado en que suene a insulto, me ha ganado. Ese programa es El Intermedio que conduce El Gran Wyoming. Seguro que lo habían intuido.

Calixto Ayesa

Calixto Ayesa

Hoy han vuelto a la carga con el escándalo de los sobresueldos que los prebostes del Partido Popular han percibido a lo largo de estos años. Sin rubor, sin recato, sin vergüenza alguna. Estipendios contantes y sonantes que se escondían en sobres impúdicos que, en algunos casos, superaban el salario que cobraban por los cargos públicos que ostentaban.

No seré yo quien valore la legalidad o no de esos sobresueldos. Que para eso hay un sumario abierto relacionado con un tal Bárcenas. Es posible que todo esté limpio como la patena. Porque la moral y la ética es otra cosa. Pero no me resisto a comentar uno de los argumentos que han esgrimido para justificar por qué se lo han llevado ‘crudo’. Como en el caso de Calixto Ayesa, exconsejero de Salud del Gobierno de Navarra, que cobró 23.439 euros.

Sepan ustedes que esa pasta gansa que llevaba las bendiciones del inefable Aznar, paladín de la honradez donde los haya, se pagó en concepto de resarcimiento. El tal Calixto fue designado para ese cargo, que ocupó de 1991 a 1993, lo que le obligó a cerrar la clínica dermatológica que regentaba.

Leer el resto de esta entrada »

Hace unos días y mientras atendía a un grupo de vecinos que iban de visita al Aula Municipal de Astronomía, entendí el sentido de una de esas reglas no escritas que concede la vida.

Que se emboscan en el día a día pero en realidad están a la vuelta de la esquina. Algo tan sencillo como la existencia que nos rodea. Tan enfrascados estamos en la tarea cotidiana de andar, de ensamblar los actos propios de manera coherente y conforme al plan previsto, que con frecuencia solo atisbamos las huellas de nuestros propios pasos. Aunque el camino es el mismo de todos los días, entre el ruido de las críticas y los cambios de última hora, no distinguimos el bosque.

Más allá de la prosaica definición de DESARROLLO LOCAL que figura en la web municipal, confieso que es complicado resumir de forma breve y concisa los contenidos de la concejalía que dirijo. Una de las herramientas en cuyo manejo cualquier responsable o directivo de una empresa privada ha de ser ducho, se conoce con el anglicismo de ‘elevator pitch’. O lo que es lo mismo, cómo explicar lo que haces en el trabajo o para qué sirve tu producto o servicio en el lapso de un viaje en ascensor.

Y por fin he dado con el quid de la cuestión. La forma de definir rápida y sencillamente el concepto de ‘desarrollo local’. Con una explicación sencilla a la par que breve. Tanto que lo que me empeño en hacer desde que allá por el mes de junio de 2011 el PSOE tuvo la oportunidad de integrarse por vez primera en el Gobierno municipal, cabe en lo que se tarda en subir del bajo al quinto piso. La tarea en la que llevo enfrascado desde hace casi dos años no es otra que crear las condiciones idóneas para llenar las calles de vida. Para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los vecinos. Que no es una frase hecha sino una manera de concebir la gestión pública, de apretarse los machos.

Leer el resto de esta entrada »

Rara vez nuestro previsible y cotidiano devenir nos permite ser testigos de un hito en la historia. Y nos ha tocado aquí, en Yebes. Una asociación cultural ha sido capaz, entre luces y cepos, de arropar el parsimonioso paso del tiempo, de alimentar el alma de sus socios, de crear comunidad, calor y camaradería. Durante 25 años. Sería cuestión baladí si no fuera porque hablamos de un pueblo que hace cinco años tenía menos empadronados que socios su veterano colectivo.

La Asociación Cultural ‘Hierónimo de la Rambla’ es la suma de sus gentes. Hoy, sus socios y los que han formado parte de las sucesivas Juntas Directivas pueden sentirse orgullosos. El mérito siempre es de las personas, de quienes perseveran. Hoy suman poco más de una centena, todo un logro en estos tiempos de apatía global. Manualidades, excursiones, belenes, chocolatadas, mercadillos, pasacalles y la génesis de la biblioteca de Valdeluz son algunos de sus méritos. La hoja de ruta está jalonada de horas preñadas de actividad. Ha insuflado vida a un pueblo que el olvido escondió al futuro. Sin servicios, sin transporte, sin oportunidades.

El mérito de estos veinticinco años recae en quienes han tirado del carro. Aquellos y aquellas que desde la Directiva han vuelto a convocar una y otra vez actividades sin arrojar la toalla ante el desánimo o la desidia de algún que otro politicastro local. Han sido desalojados de la Casa de la Cultura, han mudado su sede a diferentes domicilios y, no en vano, han perseverado. Estamos en crisis, no solo financiera, también de valores. Se denigra la cultura como algo inservible, ineficiente. Nada más lejos. Esta asociación y sus veinticinco años de presencia nos muestran y demuestran, en cada uno de sus actos, que ante el marasmo y el pesimismo inducido por la política liberal y los recortes, la Cultura con mayúsculas une, apuntala, favorece la creatividad, la cohesión social, y enriquece la vida en comunidad.

Desde el PSOE de Yebes hemos seguido y compartido la vida de esta asociación. Comprendimos al instante que cuanto más fuerte es el tejido asociativo, más oportunidades hay de generar la necesaria cooperación entre los vecinos, la solidaridad ante los problemas comunes, la atención a la infancia y la tercera edad.

Leer el resto de esta entrada »