Twitter


Artículos
enero 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Ha transcurrido casi un mes desde que recogimos el testigo de la gestión municipal junto a nuestros socios en las tareas de Gobierno, tiempo más que suficiente para esbozar un primer balance del trabajo realizado. Del deplorable papel del PP como oposición y de las perspectivas que asoman en el horizonte de este año 2011.

Llevamos apenas tres semanas y parece que ha pasado un año. Por frenéticas y enriquecedoras. Días intensos en los que se aprietan los asuntos, proyectos, reuniones, llamadas, vecinos y personas en una sucesión de vértigo. El reto por delante es cumplir de cabo a rabo nuestros programas, el de los 40 y el del PSOE. Coincidentes en las necesidades básicas, en las grandes líneas, nos volcamos en los resultados. Somos gente de empresa, acostumbrados a trabajar por objetivos a corto y medio plazo. Tenemos claras las prioridades, no como los anteriores, que se enrocaron en hacer edificios y firmar contratos, en favorecer a  los amigos y olvidar a los vecinos. Este sin duda será el mandato de las personas.

Nuestras primeras decisiones se han dirigido a recuperar la cohesión del equipo de trabajo municipal. Rencillas y maneras autoritarias, propias de caciques o funcionarios reaccionarios, influían al final en la calidad del servicio al vecino. Tenían como norma no dar la cara ante las demandas vecinales. El no porque no, sin más. Lo he comprobado en mis carnes porque es habitual que todos los días los vecinos nos pregunten y reclamen actuaciones que no suponen merma alguna en la contabilidad municipal ni fraude de ley. Simplemente, piden que alguien les atienda y escuche. Una válvula de escape. Situaciones tan peregrinas como las sinfonías disparatadas del reloj de la torre que les impide conciliar el sueño, ruidos o perros peligrosos. ¡Ya ven ustedes!

Porque sabemos escuchar. Ahora siempre hay un cargo electo, un concejal dispuesto y presente. Al fin y al cabo, ediles y funcionarios somos servidores públicos. Para el PP no era así. Como me dijo en una ocasión el anterior alcalde, “estamos para decir no”. Yo estoy hecho de otra pasta. Puedo decir no o adelante, lo que más convenga al interés general, pero nunca olvido acompañarlo de un “por favor” y “gracias”.

Muchos son los retos y las necesidades de solucionar los asuntos con fluidez. A pesar de la parsimonia de la maquinaria administrativa, que exige informes, ordenanzas y plazos, nuestro ritmo de trabajo no decae y ha empezado a dar sus frutos. Los ciudadanos ya lo estáis percibiendo así. Por primera vez disponemos de un campamento de verano en Yebes, el transporte está al caer, se está construyendo una nueva parada de autobús en Valdeluz y los festejos están prácticamente cerrados, con un ahorro del 50% sobre el presupuesto asignado. Estamos razonablemente satisfechos de los resultados, ¡en sólo tres semanas! Y estamos convencidos que los vecinos también lo percibirán así. Esta es la cara amable, la de la miel, la que resulta del placer de gobernar con sentido por y para los vecinos, con proyectos viables liderados por un equipo sólido y unido.

En mi bloc, una herramienta que se antoja imprescindible y que he bautizado como el diario de bitácora, se agolpan más de mil ochocientas anotaciones que afectan a proyectos de educación, sanidad, desarrollo local, seguridad, empleo. Una rutina que es extensiva a todo el equipo de Gobierno. Para dar salida a ese caudal ingente de mejoras y planes, hemos decidido contratar los servicios de tres profesionales. Son trabajadores eventuales que desarrollan labores de coordinación, secretaría, marketing y medios de comunicación. Su implicación es necesaria para el Yebes-Valdeluz que soñamos. En este ayuntamiento hay mucho técnico al timón y poco auxiliar a los remos. Hemos elegido gente preparada, los mejores en su campo y además de confianza. Pero lo capital es que ese personal terminará su contrato con nuestro mandato. No serán una rémora para los que vengan detrás. Al contrario que nuestros antecesores, que nos han dejado una retahíla en forma de personal fijo, un lastre de costes para el Capítulo 1 que, por si fuera poco, contrataron cuando el pueblo tenía escasamente 500 habitantes y que representa una hipoteca del 20 % en nuestros ingresos municipales.

Y la oposición, ¿qué opina de esto? ¿A qué dedica el PP el tiempo libre? Por lo visto hasta ahora, a la demagogia barata que practica cuando arremete contra el sueldo de los concejales liberados y el personal eventual. Asuntos pasajeros, como una tormenta de verano. ¿Han leído o escuchado alguna iniciativa que reclame mejoras para los vecinos? Yo tampoco. ¿Por qué tuvieron la desfachatez de optar por la abstención en el primer Pleno, cuando decidimos negociar un convenio con la empresa adjudicataria para disponer de más paradas y frecuencias en el transporte por autobús? Había que ver las dentelladas y el triste espectáculo que ofrecieron el cabeza de lista y su defenestrado portavoz en aquella primera sesión. Aun así, nos lo ponen fácil. La torpeza política que están demostrando evidencia que con ellos no ganarían ni Yebes ni Valdeluz. Esta es la hiel, la repetitiva bilis que provocan con cada uno de sus actos, de sus estériles declaraciones. Vacías de contenido y de intenciones. Ahora tienen un reto que cumplir, que no es otro que arrimar el hombro para que la Junta ejecute lo que han prometido. Nosotros estaremos ahí para exigir que cumplan con la palabra dada.

Les invito a disfrutar de la miel, de un nuevo Gobierno con mayúsculas. De un proyecto apasionante, de un futuro que estamos compartiendo con los vecinos desde el primer día. En tres semanas gestionamos y avanzamos con un rumbo claro. En Yebes, donde verán mejoras para niños y mayores que eran impensables hace unos meses. En Valdeluz, donde impulsamos el transporte y otros proyectos que van a acabar de una vez por todas con esa imagen de ciudad fantasma que arrastra. Está naciendo un nuevo municipio, Yebes-Valdeluz, y ahora todos tenemos la oportunidad de empujar, de crear, de remar en la misma dirección. Con este equipo de Gobierno, hoy y ahora, es posible

Un comentario para “La miel y la hiel”

  • Jan:

    Estimados compaf1eros: Soy un socialista de toda la vida, igual que mi padre que ctmaboif3 en la guerra civil por defender las mismas ideas, pero esto no quiere decir que comulgue con todas las poledticas que salen del partido, en especial las de los faltimos tiempos.Creo que el peor pecado del presidente Zapatero no ha sido el haber tomado a su debido tiempo las medidas correctoras para afrontar la crisis mundial, sino el ser demasiado dubitativo para escoger las decisiones de cada caso. Esta re9mora del presidente, aunada a su frecuente optimismo para anunciar progresos que luego el tiempo desmiente, ha puesto a su mandato de la faltima legislatura como un gobierno torpe e ineficaz, ponie9ndole en bandeja a Rajoy la victoria de las prf3ximas elecciones. Echo en falta ademe1s que nuestro partido actfae de acuerdo a sus principios sin complejos, es mejor respetar nuestra historia, queconservar la adhesif3n de algunos votantes camalef3nicos.Un gobierno socialista presidiendo un estado aconfesional no debe ceder parte del erario pfablico a ninguna religif3n, ni tampoco a los sindicatos (que deben ser apoledticos), y debe recortar los privilegios a nuestra banca, que ademe1s de funcionar como un oligopolio, es la que cobra mayores comisiones en toda Europa. En faltima instancia debereda instituirse algfan banco estatal para ayudar con cre9ditos blandos a gente de pocos recursos.Finalmente dire9 que tambie9n hay que acometer de una vez por todas la persecucif3n del fraude fiscal y de la economeda sumergida, que supone un agujero negro en nuestra maltrecha economeda.Cordialmente les saluda Alberto Morales Uribe

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.