Twitter


Artículos
mayo 2018
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Espero que los que ya están aburridos de tanta política me sepan perdonar. Pero faltaban por poner algunos puntos sobre las íes tras lo ocurrido en estos 2 últimos meses. Primero porque me comprometí a hacerlo, segundo porque creo que es justo que se sepa y tercero porque nadie puede hacer juicios de valor correctos si no es con todas las versiones de la película. Todo lo demás es alimentar, con mayor o menor intención, acusaciones y rumores infundados. Lo único que pretendo es dar nuestra versión de los hechos, y que cada uno saque sus propias conclusiones sobre la verdad o no de lo aparecido por las redes y mentideros en las últimas semanas.

La noche del 24 de mayo, una vez conocido el escrutinio de Yebes, los miembros de esta candidatura o bien estaban en casa, o bien se marcharon a la sede provincial del partido para comunicar el resultado. Nadie se fue a celebrar nada, porque nada había que celebrar. El PP había ganado, aunque por poco, y nuestra intención de gobernar en mayoría era ya una ilusión deshecha.  Comenzaban unas semanas duras de negociación.

Cual fue nuestra sorpresa, cuando la primera llamada recibida fue del PP. Sorpresa, si. Ese partido que nos había dedicado durante toda la campaña y la pre-campaña adjetivos tales como “lamentables”, “desastrosos”, “llorones”… Que había dicho sentir vergüenza ajena de nuestra gestión realizada… Esos que habían tildado nuestro programa de irrealizable… Y sobre todo, señores, y apunten el dato, esos que se habían vanagloriado en su programa de que jamás, y digo – y dijeron – jamás, pactarían con ningún partido cuyos concejales tuvieran intención de cobrar del Ayuntamiento. Como podréis entender, con esas premisas, nadie coge esa llamada con demasiada confianza, pero la realidad era clara, había que negociar para formar gobierno. Y había que escuchar a todo el mundo. En esa llamada se nos emplaza para esa misma tarde del lunes 25.

Horas antes de dicha reunión con el PP, nos reunimos la candidatura del PSOE para hacer balance de las elecciones y, en cierto modo, para que los más optimistas levantaran el ánimo a los más pesimistas. No se había ganado, pero nos encontrábamos en una situación privilegiada:  éramos el partido que más había crecido en votos, habíamos ganado en Valdeluz, nos habíamos quedado a nada de conseguir el cuarto concejal y con bastante probabilidad Page gobernaría en la región.  Se nos pide paciencia, porque aún no se había logrado nada y quedaban muchos días de negociación para conocer que posturas tenían los otros partidos. La conclusión final de esa reunión fue clara: Nuestro programa debía cumplirse y la manera de llevarlo a cabo era con Miguel al frente de la Alcaldía.. Esas serían nuestras premisas ante cualquier negociación.

Tuve la oportunidad de participar en la reunión con los miembros de la candidatura del PP. No conozco versiones sesgadas, ni previas, ni posteriores a la reunión. Es que estuve allí. Y se lo que se habló. Con pelos y señales.  Fue una conversación cordial, tal y como se ha comentado.  Pero hay ciertos matices omitidos y otros tergiversados que me gustaría puntualizar:

-          El PP comenzó diciendo que tenían 4 concejales y que ellos debían ostentar la alcaldía. Que habían hablado con el partido a nivel provincial y que tenían licencia para pactar con quien hiciera falta(apreciación personal: más bien parecía que estaban locos por pactar como fuera tras el batacazo a nivel provincial, regional y nacional). Fue curioso comprobar que cuando les expusimos que la alcaldía tendría que ser para el PSOE no pusieron objeción alguna(apreciación personal: es más, parece que les quitamos un peso de encima. Vista la reciente dimisión del número 1 del PP, queda bastante claro que así fue. Omitiré detalles de la conversación, que allí deben quedarse).

-          Una vez que aceptaron que la alcaldía la encabezaría Miguel durante todo el mandato, el PP expuso sus condiciones para darnos su apoyo. Consistían en los 4 puntos que ya han comentado por ahí: colegio, pediatra, lanzaderas y “gobernabilidad del ayuntamiento” (OJO, en ningún momento se nombró el IBI). Además de estos pilares, se tocaron otros temas, llamémosle, menores, pero que a buen seguro les han proporcionado buenos votos en promesas pre-electorales, como son la iglesia y la retirada de las demandas interpuestas estos años contra algunos vecinos.
No pusimos ningún problema a ninguna de sus condiciones. Esos pilares básicos son los mismos para cualquiera de las 4 formaciones que se presentaban a la alcaldía (permitidme sacar  a VOX de este grupo). No nos descubrieron nada nuevo, ni nada que no fuera en nuestro programa.

-          Cuando preguntamos nosotros, simple y llanamente, que qué es lo que pedirían respecto a concejalías , fue cuando lo entendimos todo. Primero  porque, sin nosotros hacer referencia alguna a ningún sueldo, nos intentaron poner el caramelo de los 40.000 euros para el alcalde(respuesta:  Miguel cobraría 2SMI y nuestros concejales el SMI) y segundo porque ellos lo único que querían eran concejalías de sillón, y cuando digo de sillón, me refiero a concejalías en las que no hay que remangarse  para sacarlas adelante. Concejalías en las que no hay que salir a la calle cuando hace calor o frío.  Puestos de despacho, pero no de batalla. De mucho figurar pero poco trabajar. Incluso les invitamos a participar en alguna concejalía con más “chicha”… Su respuesta no tuvo desperdicio: para eso se contrataban empresas externalizadas (apreciación personal: si bajo -o quito- el sueldo de los concejales y subo el de las empresas externas, las gallinas que entran por las que salen y me da igual que me da lo mismo).

Al día siguiente nos reunimos con UPYD. Sus argumentos básicos eran los mismos que presentaba el PP, y que, como ya digo, creo que están en la mente de todos. Pero sus ideas respecto a la alcaldía eran otras. Ormazábal quería una alcaldía de 2 años para cada formación y que se mantuvieran los sueldos que se habían tenido hasta la fecha, eliminando los puestos del Gabinete de Prensa, que como ya sabe todo el mundo y así se encargó de recordárnoslo  PP, se debían suprimir por ley. Evidentemente, nos negamos. Si algo teníamos claro era que Miguel debía encabezar el proyecto, por muchas razones, pero sobre todo, porque iba a ser el mejor interlocutor de cara a conversaciones con la Junta. En el tema de los sueldos, se les hizo referencia, al igual que con el PP, a nuestro programa.

Tras esta primera toma de contacto, se pusieron sobre la mesa socialista las conversaciones con ambas formaciones. He de decir que hubo muchas discrepancias ese día sobre que camino seguir. Todo el equipo era escéptico con tanta amabilidad por parte de Guzman y compañía, pero indudablemente  su oferta era buena, aunque dudásemos de sus formas de trabajar para el pueblo. Por contra, UPYD tenía las mismas ganas de trabajar que nosotros, fuera cual fuera el cometido, pero con unas pretensiones demasiado elevadas e inasumibles para nosotros. Evidentemente, tampoco se decidió nada allí. Una vez más, se pidió paciencia a la espera de ver como avanzaban las negociaciones.

El miércoles, miembros de UPYD nos informaron de que, al igual que nosotros, se habían juntado para hablar. No sé lo que se trataría -y como se trataría- en dicha reunión, pero tras la misma los miembros de UPYD retomaron la negociación aceptando que Miguel Cócera sería el alcalde durante toda la legislatura y que estaban abiertos a negociar acerca de los sueldos. Al día siguiente  fuimos informados de sus nuevas condiciones y de la más que probable salida de Ormazábal.  Lo explicaré de manera sencilla. Todo trabajador quiere y debe cobrar por su trabajo. Los miembros de UPYD se comprometían a trabajar duro por Yebes y Valdeluz pero, como cualquier trabajador, también querían que su esfuerzo se viera remunerado. Su propuesta fue reducir los sueldos actuales hasta los 2SMI que cobrará el alcalde. Sobre la salida del actual alcalde se nos pidió calma y cautela, puesto que era algo que quería anunciar y hacer púbico él mismo.

Desconozco las razones que harían a Ormazábal declinar la reunión que le propuso el PP argumentando que ya estaba cerrada la negociación con nosotros, aunque pagaría dinero por ver la reacción ante dicho ofrecimiento tras la guerra sin cuartel que han tenido contra UPYD-PSOE en general y contra Ormazábal en particular durante toda la campaña. Arrieritos somos y por el camino nos encontraremos, que dijo aquel. (Apreciación personal: si, el PP, aquellos que prometieron a sus votantes que nunca, nunca, nunca pactarían nada de nada con UPYD, querían contactar con ellos). (Otra apreciación: El solo hecho de mencionar con nombre y apellidos a un miembro de nuestra lista como testigo de una reunión que previamente ya te habían dicho que no se iba a producir  es algo que no tengo adjetivos para describir).

El sábado 30 tuvo lugar una segunda reunión con el PP. En esta ocasión no pude estar yo, pero por lo que tengo entendido, fue algo más breve. En cualquier caso, dudo mucho que la mejor manera de encarar una reunión a la que se supone que vas a negociar sea llevar un documento en el que impones tus condiciones esperando que la otra parte lo firme como si fuera un dogma de fe.
Llegado este punto quiero dejar claro que en ningún momento nadie del partido socialista se ha preocupado JAMÁS en una reunión con el PP por el tema de los SUELDOS, puesto que teníamos muy claro cuáles iban a ser. No se que empeño tienen en remarcar ese tema, cuando siempre nos hemos mostrado claros con el SMI. E incluso lo pusimos por escrito. Sobre el tema de los CARGOS si que volvimos a hacer hincapié, pero no porque se quisiera una u otra concejalía, si no porque es ahí donde se demostraban las inquietudes y, sobre todo, las ganas de trabajar del equipo azul, que es lo que realmente queríamos comprobar. Y nuevamente volvieron a salir por la tangente con “sus pilares básicos” que, como ya os he dicho, no son suyos, si no de todos.

El domingo 31 fue nuestra particular jornada de reflexión y el lunes 1 de junio volvió a reunirse la candidatura socialista. Se puso encima de la mesa lo que aportaba cada una de las formaciones y, dado que los puntos básicos a llevar a cabo por los 3 programas eran los mismos, el debate se redujo básicamente a esto:

¿Con quien creéis que vamos a poder trabajar mejor para el futuro del municipio?

Opción A) Un grupo con el que nunca has trabajado, pero que sus precedentes son que se ha dedicado a insultar tu trabajo y tus proyectos, que siempre ha mirado por encima del hombro, que solo quiere trabajar desde el sillón, que ha malmetido a vecinos en tu contra, que tiene un líder puesto por el partido, que ha prometido y vendido humo  -o agua pura, cristalina y descalcificada-,  que dijo que jamás pactaría con según quién y que, tras el batacazo a nivel nacional, se han vuelto locos por llamar a todo el mundo… PERO que no cobrarían nada.

O

Opción B) Un grupo con el que has trabajado, con sus mas y con su menos, pero que sabes que se van a partir el pecho donde les toque, que se han dedicado a defender su proyecto, que conocen el municipio desde dentro y que quieren dedicarse a él, que garantizan un gobierno estable y desde el buen rollo, sin la amenaza de unas siglas detrás que les puedan condicionar… PERO que quieren cobrar por su trabajo, rebajando sus pretensiones a un máximo de 2SMI.

La respuesta fue unánime y el resultado todos lo conocéis.

Ese mismo día nos juntamos de nuevo con el PP para comunicarles la decisión final, tenderles la mano  e invitarles a formar parte de un gobierno común en el que fuéramos todos de la mano. Su respuesta fue tajante “con UPYD de por medio no queremos saber nada del asunto”. Y ahí acabó todo.

El martes 2 de junio, publicamos en nuestra web que habíamos alcanzado un principio de acuerdo y el día siguiente Ormazábal hizo pública su abandono de la vida política. Y así se ponía fin a unos días de especulaciones infundadas, de ver cosas donde no las hay, de sueños visionarios, de mucha mala leche gratuita y quizás provocada. Aún nos quedaba por ver alguna pataleta causada por la impotencia de ver como se había llevado una negociación de manera magistral, aguantando tanto carros y carretas cómo dimes y diretes.

No seré hipócrita, porque nunca lo he sido. La salida de Ormazábal fue algo que facilitó mucho las cosas para tomar una decisión. Todos conocíamos su carácter y de hecho lo pudimos comprobar al inicio de las negociaciones. Personalmente, le agradezco el gesto. Le honra, ya lo haya hecho a título personal o por el bien del municipio o por lo que sea, el haber dejado paso a un compañero de lista facilitando la gobernabilidad del Ayuntamiento.

Tampoco os mentiré. Me sabe mal que unos concejales vayan a cobrar una cosa y otros otra. Quizá fuimos muy osados con el tema de los sueldos en nuestro programa, pero por nuestra parte lo cumpliremos a rajatabla. Ojo, que también entiendo que una dedicación exclusiva debe ser bien recompensada. En cualquier caso, una negociación es lo que tiene: todas las partes tienen que ceder. Y las urnas quisieron que hubiera negociación.

El balance de este acuerdo lo podremos hacer dentro de 4 años, pero su trabajo lo empezaremos a notar bien pronto. Cada uno podrá tener su opinión sobre si es mejor o peor, sobre si convenía mas este o aquel, pero lo que nadie debe poner en duda es que se ha llegado a él pensando en el municipio. No nos engañemos, un viaje de 4 años es muy largo. Y hacerlo con un mal compañero sería (muy) complicado de llevar y a la larga poco (o nada) beneficioso para el pueblo.

Por mi parte, todo queda dicho. Siempre os pedimos paciencia y confianza. Lo seguiremos haciendo, porque el camino va a ser largo. Y cumpliremos, espero que con creces. Por mi parte, la batalla pre-durante-post electoral queda cerrada y tengo bien marcado mi próximo objetivo, donde dejaré todas mis fuerzas: EL COLEGIO.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.