Twitter


Artículos
mayo 2018
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivo de la categoría ‘Artículos en Nueva Alcarria’

Parece mal momento para nombrar esa palabra que hoy tiñe el sombrío horizonte de una España en decadencia. Ese término que refleja el enorme abismo que hay entre las políticas de recortes y reducción de déficit con las promesas de empleo y crecimiento que queremos ver de una vez por todas. Rescate.

Sin embargo, rescate, ha sido también fuente de disfrute, siempre en el filo del bien y del mal. Canciones como “Rescue me” de Fontella Bass o “emotional rescue”, álbum de los Rolling en los ochenta, son la cara lúdica que han acompañado nuestra juventud. Hemos vivido también envueltos en rescates de cine, épicos , en secuestros , en vidas comunes y pequeñas, rescates de horas, de corazones. El rescate siempre ha sido sinónimo de final feliz, una liberación comprada donde el precio era lo de menos, importaba la libertad como fín, la calma emocional como destino, a cambio de cualquier sacrificio, del esfuerzo supremo.

Hoy no es así, el rescate nos acecha como un cúmulo nimbo algodonado, amenazador en su negrura desde un cielo crepuscular de verano. Hoy no afecta a alguien, nos señala a todos. Hoy no parece tener un desenlace feliz sino el principio de un largo cautiverio. Hoy el rescate amenaza la libertad, los servicios básicos y el estado del bienestar. Y al campo más, mucho más. España deja de ser un estado perceptor neto de ayudas para pasar a contribuir en el pago de la factura PAC a favor del desarrollo rural, de otros, las últimas incorporaciones al Mercado Común.

Pero que desarrollo? Hasta cuando veremos los campos llenos de girasoles inútiles? Es la ambicionada subvención de la PAC el único destino posible de nuestro sector agrario? ¿Por qué no se apoya la denominación de origen, la reconversión del sector a productos de calidad, diferenciadores, por qué no se apoya con programas específicos a los cultivadores y dueños de la tierra? ¿Por qué no se favorecen las cooperativas en la cadena de suministro y se regula la actividad de las grandes superficies en el proceso de compra? Otra batalla perdida ante los todopoderosos lobbys financieros en Bruselas?

Leer el resto de esta entrada »

Por qué abandonarse al pesimismo? Descubro el valor de los sentimientos ante lo material en una vieja carta de amor que se me hace intemporal y rescato para Uds. Dediquen tiempo a los suyos, es una inversión que ningún banco podrá hurtarles ni ningún gobierno podrá recortar. Ahora más que nunca.

“Hace tiempo que estamos juntos, se puede decir que envejecemos por turnos, yo más que tú,  a veces tú más que yo. Ahora te toca a tí, cumples uno más y de nuevo tengo ocasión de verte a mi lado, de disfrutarlo desde el secreto de la urgencia, de buscar y pensar que dijiste, que querías, que te hacía falta. Y mientras mi cabeza va en busca de esas respuestas, mis pasos se afanan en llevarme a sitios donde miro, una y otra vez, buscando el regalo perfecto, el precio justo. Mis manos, como siempre desde que nos conocemos, vuelven a juntar  las monedas sueltas en el bolsillo para ver si un milagro consigue aparearlas. Busco salir de un maldito logaritmo tendente a cero y encontrar una integral que sume hasta el nivel de mis recuerdos sobre lo que necesitabas. Quizá lo que nadie te había regalado, o se esconde en tu inconsciente porque fue hurtado a tu niñez por mil y un motivos.

Me encanta hacerlo así, de nuevo vivo en el filo. Dicen que España está en crisis, el consumo en picado, el gobierno instalado en el recorte como axioma. Acostumbrado a vivir pendiente de un hilo, a la precaria seguridad de un mundo en permanente default no sería capaz de encajar una existencia holgada. Estar asegurado por un mullido colchón de respuestas y recursos para todo puede ser cómodo pero quizás tremendamente soporífero.

Leer el resto de esta entrada »

Vivimos tiempos de libertad, de opinión  y de pensamiento, al menos eso nos cuentan. También vivimos un auge del marketing relacional, sicológico, del branded content, de la web social como entorno de interacción y globalidad, de democracia 2.0, del poder del post como expresión libre y el voto inmediato como afirmación de nuestra personalidad.

Estoy releyendo un libro muy recomendable de la Dra. Dolors Reig “Socionomía”. Digo releyendo porque como en el segundo visionado de nuestras películas favoritas se advierten mejor los matices, los guiños al lector, las inconsistencias del racor. Insisto, una lectura  muy recomendable.

La Dra. Reig nos describe la revolución social en marcha con precisión milimétrica. La tarea que asume no es baladí. Su intención es descubrir la importancia de dos hechos. Estamos viviendo un salto evolutivo, la posibilidad, gracias a la tecnología de estar más juntos, de desarrollar sociabilidad e inteligencia de manera aumentada. La segunda y tan importante como lo anterior, que el individuo y la sociedad no pueden perder este tren, quedarse fuera es asumir el riesgo de una exclusión social e informativa que nos aboca a un aislamiento letal.

Profundiza también en el factor confianza como criterio esencial para la relevancia de la información en la plaza del pueblo tradicional. En definitiva maneja una serie de nuevos conceptos como “infoxicación” “disonancia cognitiva”, filosofía KISS o hipersociabilidad. Hace referencia a diversos autores y teorías, que glorifican el cambio, Castells ó Daniel Pink y este nuevo futuro social y tecnológico o al revés, que advierten de los peligros de la tecnificación excesiva, los tecnófobos como Carr y Sparrow. Un retrato fiel de la web social como universo paralelo de nuestra vida diaria.

Leer el resto de esta entrada »

Ahora que la vida en la Tierra tiene tintes de convertirse en una de las cámaras del averno, donde fuego y azufre se han transmutado en sus homónimos del siglo XXI, desempleo, recortes y exclusión quiero abrirles una pequeña ventana al cielo, una llama que aporta luz y curiosidad, al menos para la juventud, la semilla del futuro .

Tenemos la fortuna de vivir en una provincia que cuenta, más allá del Corredor del Henares, con cielos profundos, plagados de cuerpos celestes, visibles a simple vista. Sin embargo, a un tiro de piedra de la capital, en el término de Yebes, encontramos una joya por descubrir, una de las instalaciones astronómicas más importantes de España, el Observatorio de Yebes.

Los moradores de la Alcarria están habituados a cruzarse con la silueta cambiante de la antena del radiotelescopio de 40 metros, ladeada en escorzo o en reposo apuntando al cenit. Silente entre cebada y girasoles, a la izquierda, en la carretera hacia Yebes, tan cerca y tan olvidada. O viniendo desde Cuenca, recortada en el horizonte, como Horche, a punto de lanzarse al vacío y hundirse en el  cercano valle del Río Ungría.

Esta instalación, que tiene presencia en la zona desde mediados de los 70, ha sido una gran desconocida para los habitantes de la provincia. Su labor callada se ha centrado en la observación radioastronómica, sus mediciones son reconocidas internacionalmente en el campo astronómico y geodésico. Además de las cúpulas que albergan los instrumentos de observación, el Observatorio cuenta con un laboratorio para el desarrollo de instrumentación, y es el centro base para el trabajo de un amplio grupo de ingenieros y técnicos.

Leer el resto de esta entrada »

Si tradicionalmente las noticias que uno lee llenan de negros nubarrones el horizonte, hoy en día sufrimos una tormenta perfecta.

El abanico de términos que emborronan nuestro presente es creciente. Crisis, rescate, corralito y corrupción  no necesitan de calificativos para enturbiar la actualidad del ciudadano de a pié. Un panorama desolador si nos centráramos en la parte vacía del vaso. Sin embargo la vida también depara, para quien lo quiere ver, multitud de sorpresas agradables.

En tiempos ya pretéritos, en naciones y ciudades que han muerto y renacido cien veces la guerra, las artes y las ciencias eran compañeros inseparables. Al-Ándalus y el Renacimiento italiano son dos buenas muestras de cómo entre el acero y la sangre se abría paso la ciencia de Da Vinci y Al-Zharqali, el arte de Rafael y la mezquita de Córdoba.

En nuestro tiempo, ambas materias, han sido las primeras  en sucumbir a los recortes presupuestarios. La cultura, sin tener la culpa de una desastrosa y delictiva gestión económica de la banca y los gobiernos, es el chivo expiatorio del pecado mortal del sistema. Una crisis y unas soluciones cada vez más parecidas a otras del reciente pasado que hicieron de este mundo un infierno totalitario y nazi, que ni el mismo Virgilio soñó en la  Divina Comedia de Dante.

Sin embargo, yo, desde mi humilde sillón, ante un paisaje que alterna cebada brillante con parcelas calladas, roturadas, a la espera del girasol, rey de esta tierra de alcarrias les quiero hablar de cultura. En pequeño, en la cercanía, en la dimensión necesaria para enriquecer la vida de nuestros pueblos, de nuestros barrios. Lejos de los recortes y las angustias de la economía nacional, de los grandes centros culturales y artísticos.

Leer el resto de esta entrada »

Soy de una generación donde la puerta del cole no era el comienzo de un exilio diario a mi casa.

Era la continuación del juego y la libertad para ir, acompañado de mis amigos por las calles de mi barrio. Chanzas, trueques y risas salpicaban nuestro regreso a casa. Nuestra madre esperaba, entre arrumacos y preguntas en un hogar, repleto de aromas sugerentes, de comida casera.

¿Cuánto de Uds. recuerdan esta imagen, este tránsito diario y alegre? Pues se va a quedar en eso, un recuerdo sin sombras en un presente vacío de juegos y de niños. Un presente salpicado  de calles apresuradas, con madres nerviosas, agrupadas en torno a una parada, a la espera de sus hijos, pequeños , medianos y grandes que vienen de otro pueblo, otro cole en un extremo situado a cinco, a diez o a cuarenta kilómetros. Madres con  el alma en un puño, a diario, verán a sus tiernos infantes  cruzar la provincia en el crudísimo invierno, impotentes. La escuela rural se muere, la educación, la puerta al futuro para los pueblos grandes y pequeños,  es apartada de las prioridades del gobierno. La ideología, una vez más, gana la partida a la razón.

Si hay un detalle en la vida de los pueblos que genera cohesión social, que provoca crecimiento estructural, sostenido, de nuevos vecinos, de familias que buscan un nuevo comienzo es la educación, la de proximidad. El colegio vertebra la vida familiar en torno al núcleo del municipio. También da alas al comercio local y por tanto llena de vida las calles. Es desarraigo lo que sufrirá la infancia por la ausencia de colegios en sus propias localidades. Genera un sentimiento de trashumancia, de volatilidad que mina la sensación de pertenencia al grupo local. Lastra las actividades culturales y deportivas que podrían contar con la juventud, en su propio pueblo, porque los amigos, las confidencias, la tribu la han tenido que crear nuestros hijos lejos, donde cada mañana les llevan a la fuerza. ¿Es ese el futuro que queremos para nuestros jóvenes?

Leer el resto de esta entrada »

Me tengo por uno de los millones de escépticos que no se creen esa milonga de los megarecortes como receta fetén para atajar una crisis mundial que ya va para cuatro años largos. Estamos anclados en una doctrina económica de inciertos resultados. Una fórmula no testada que ha sido impuesta por la locomotora de Europa, la magnánima potencia industrial alemana.

La sobreexpuesta Ley de Estabilidad Presupuestaria que impone un techo de gasto público y un déficit máximo a todos los países euro, se ha transmutado durante los últimos años en un credo que no permitía disensiones. La herejía económica no solo se castigaba en las instituciones europeas con el ostracismo, era además vituperada por los mercados. La turbamulta enardecida de inversores no ha dudado en marcar a fuego a los más débiles. A saber bajo los oscuros designios de qué potencia económica ajena al euro. El mercado salvaje, la mano invisible, el Reichstag financiero han hundido para siempre el sueño que Europa forjó tras la II Guerra Mundial.

Este hartazgo de crisis disgusta sobremanera a quienes insisten en complicar la vida al común de los mortales con recortes sin expectativas de mejora y mensajes agoreros y facilones del estilo de no gastar lo que no tienes. Parece mentira que acumulen másteres, diplomas y títulos que suelen incluir referencias históricas a sus respectivas parcelas, entre ellas la económica, y no sepan por qué el crédito es consustancial al origen de la banca, al desarrollo de los estados e imperios que se han fraguado, uno tras otro, con ayuda del crédito y la rapiña de las naciones.

Leer el resto de esta entrada »

Vivimos inmersos en un mundo frenético. La información nos apabulla con su oferta multicanal. Aprender se ha convertido en un monólogo entre la pantalla del ordenador y el pasivo y turbado aprendiz. Los impactos que graban la información en nuestra mente han de ser visuales. Por algo Youtube se ha convertido en el zoco virtual más visitado del planeta. Cualquiera puede convertirse en profesor, no importa si con conocimiento de causa o no; la clave es estar presente en la red y generar visitas. Cuantas más, mejor. La popularidad, el “page rank”, ha suplantado al prestigio cultivado durante años de experiencia del buen pescador, del maestro en el oficio, del bibliotecario que aconseja, de la memoria de los mayores.

Perduramos anclados en el momento, en la levedad de un plano corto, un pantallazo de realidad. Antaño la hemeroteca personal se nutría de fechas señaladas, fiestas familiares, vacaciones y encuentros memorables. Ahora, cada segundo, cada nimiedad en nuestras vidas, cada brindis compartido, inunda la red de nuestras fotos, micro blogs, geotags y demás herramientas al servicio del ego 2.0, del superyó freudiano. Ímprobo esfuerzo para ser alguien en una sociedad indigesta de soledades, de aprendices sin maestro, de corazones sin apego, sin historia.

Hoy quiero hablarles de un oficio viejo, más de lo que pueden imaginar. Antes del lenocinio a la carta existía, como recurso de simple supervivencia, la tradición oral. Historias contadas para ser escuchadas. El cuentacuentos de hoy que en el mundo rural es la cuna del conocimiento inmediato, de la tradición, de la experiencia acumulada.

Leer el resto de esta entrada »

Inmersos como estamos en una profunda crisis que tarde o temprano tocará fondo y en la que algunos creen ver signos de recuperación gracias al ‘indicador sintético de actividad’ (De Guindos dixit), hay señales que permiten atisbar que el planeta se despereza. Que de manera lenta pero inexorable este complejo y alicaído mundo mejora gracias a la integración activa de la mujer, no como singularidad sino como tendencia.A su participación en la toma de decisiones en las empresas; a su inclusión, paritaria o no, en las instituciones; a su papel creciente al frente de las naciones; a su merecido reconocimiento como pieza imprescindible en el medio rural.

Cierto es que ‘crisis’ suena a género femenino. Pero hoy exploraremos la otra cara proactiva y amable. Que tiene también nombre de mujer. Se llama ‘oportunidad’. Leí no ha mucho un artículo a propósito del drástico cambio de rumbo en la gestión de la crisis en Islandia. Primer país del viejo mundo que entró en quiebra técnica y cuyo nuevo Gobierno, liderado y formado mayoritariamente por mujeres, ha sentado en el banquillo no solo a los responsables políticos sino también depurado a la cúpula bancaria, responsable última, allí y en todo el orbe mundial, del saqueo sistemático a los ciudadanos con complejos activos financieros, precios manipulados y clausulas leoninas.

Leer el resto de esta entrada »

Así, dicho de pronto, suena a antítesis. A irreverencia merecedora de anatema. El sortilegio que resulta de contraponer dos términos en apariencia contradictorios, como son la alusión al mundo olvidado o al menos postergado, el rural, y la nomenclatura que simboliza la comunicación digital, esa que permite que 7.000 millones de seres estén interconectados en una aldea global.

Vivimos en una provincia extensa. Ancha, que diría mi abuelo. Como la Castilla vieja y adusta que delineara Machado. De profundos desequilibrios poblacionales. Casi 300 pueblos, minúsculos por no decir fatigados, que cobijan en su mayoría a menos de 100 almas. Representamos el 0,53% de la población española, lo que da una idea de la dispersión geográfica de personas y parroquias en este ahora gélido territorio, que en tiempos de Alvarfáñez era de clima templado y amable con la morisma. Era por el año 1085 de la Reconquista.

Desde mi sillón con vistas al campo suelo insistirles en el papel que el medio rural representa por aquello de los valores tradicionales, intrínsecos y diría que hasta sentimentales. Por ser cuna de nuestros padres y abuelos. Huellas todas ellas que hoy languidecen. Pero hay opciones. Ese método de análisis de difícil contexto que los que saben de esto denominan benchmarking, refiere que en otras provincias con condiciones geográficas y sociológicas tan adversas a la nuestra han tomado cartas en el asunto. Para revitalizar el medio rural desde otra perspectiva. La que deriva del entorno 2.0.

Leer el resto de esta entrada »

Si alguien busca al causante del ocaso rural en el estado protector ese que llaman del bienestar y que ahora está tan denostado, ya puede olvidarse. Quien ha impuesto las cadenas al campo ha sido el mercado tirano, el libre y sacrosanto sistema mercantil donde la iniciativa privada debería ser la panacea de todos los males de este país y, si me apuran, del planeta entero.

Bienvenidos a ese mundo ideal, el libre mercado, allí donde la competencia, el precio, los intermediarios y la producción imponen las reglas del juego. Donde las leyes de la guerra marcan inexorablemente la agonía del eslabón más débil, en este caso, los agricultores.

Desde hace seis meses está en trámite parlamentario una ley que permitirá ampliar el potencial del medio rural, de los cosecheros a pie de sembrado, de las familias y empresas que no han dejado de arar y trabajar la tierra, y mejorar el equilibrio de poder, el reparto de ingresos en la cadena alimentaria. Un atisbo de aliento para los profesionales del campo, que están a años luz de los latifundistas de la subvención.

Leer el resto de esta entrada »

No podemos aguardar a que la maquinaria de la burocracia gire una muesca más. En el camino, día a día, la situación se deteriora. Los servicios públicos comienzan a echar el cierre por falta de recursos, de empleados. Es inevitable hablar de un retroceso, de una estudiada vuelta de tuerca para reducir el tamaño y la tutela del Estado a favor de los vecinos. ¡Qué decir de los pequeños pueblos! Incapaces de financiar los servicios sociales, los educativos y sanitarios, los transportes, han requerido siempre la mano protectora del aparato estatal, de la Junta de Comunidades en nuestro caso.

Hoy es la mano que mece la cuna del mercado, ahora a un lado, hora al otro, quien escarba en el organigrama autonómico para quedarse con el despojo público. La técnica es tan antigua como la Humanidad: asfixia al enemigo, al competidor, amputa sus recursos, aleja a sus clientes y, cuando esté exhausto, solo, sin futuro, anúnciate como el salvador y compra a precio de ganga. El desmantelamiento sistemático de los servicios no productivos es evidente. No tardarán mucho las hienas en acercarse sigilosas a disputar la presa. El maná privado concursará, públicamente y en libre concurrencia, y ganará quien cobre menos. No hay recetas mágicas: a menos coste, menos servicio. Los de siempre, el 30% de la población, el medio rural que acapara el 90% del territorio, serán los grandes damnificados.

Leer el resto de esta entrada »

Vivimos un tiempo convulso. Amenazas globales, crisis insondables y  valores en fuga se han convertido en el pan nuestro de cada día. La tecnología, el conocimiento y la libertad individual configuran un escenario de cambio imparable que transforma nuestra realidad de manera vertiginosa. Hoy quiero hablarles de voluntad, del deseo de avanzar, de la oportunidad de crecer. Vuelvo a pedirles que se detengan un minuto y pensemos en el futuro que le espera a nuestros pueblos y nuestra provincia. De nuestro país. Nuestro mundo.

En el horizonte de 2050 el planeta presentará una hiperconcentración de población en torno a las grandes urbes. El campo será víctima otra vez del éxodo masivo, esta vez definitivo, a favor de las mastodónticas áreas metropolitanas, que concentrarán en un radio cada vez más lejano a nuestros pueblos de hoy convertidos en ciudades dormitorios. Serán los “suburbs” de América.

¿Dónde quedan los esfuerzos por mejorar el transporte? ¿Qué hay de la famosa interconectividad digital, de la red de redes que optimiza el conocimiento y acerca a nuestros hogares y oficinas la información, el trabajo, los servicios? ¿Por qué desde las instituciones siguen ajenos a lo que acontece en el medio rural, a sus oportunidades, y prefieren centrar sus esfuerzos en inspirar las ciudades habitables? ¿Es que no tienen bastante con esas megaurbes de 15 millones de habitantes como para haber aprendido ya la lección?

Leer el resto de esta entrada »

Hoy, el mundo sigue empeñado en el viejo y manido juego de morir para renovarse. Hoy, tras el grito conjunto de miles de indignados en multitud de ciudades somos más conscientes de la caduca existencia de un sistema económico enmohecido, apto solo para iniciados. Hoy, es patente que el descontento social es global, es creciente, es tristemente compartido por miles de familias y jóvenes del primer mundo, el mundo del bienestar, de la libertad, de la educación.

Hoy vivimos en un mundo muy distinto al de los años 60, al que inspiró “What a wonderful World” o quizás no. Fue escrita especialmente para Louis Amstrong como un antídoto al clima político y racial existente en el país de las libertades. Expresaba la delicia por las cosas simples de cada día. Mantenía un tono optimista, con esperanzas en el futuro.

Hoy, desde mi sillón con vistas al campo, a un paisaje cíclico, roturado, en descanso hasta la próxima siembra, ciego a la desesperación de las ciudades, de los desheredados, de los gobernantes, creo que hay esperanza, o como decía mi abuela “Nunca es tan oscuro como un momento antes de amanecer”.

Leer el resto de esta entrada »

Este año ha llegado sin avisar. El calor rezagado de un estío largo, lleno de crisis allá donde mires, nos ha dejado a las puertas de un otoño cargado de color, de incertidumbres, de fotos de 100 días, de cursos por iniciar.

En Guadalajara, los girasoles han dejado de brillar.Las 40.000 Has. que salpican campos y horizontes de un amarillo chillón y provocador, han dado paso al marrón, al calcinado fruto que nadie recogerá. Las flores que han alegrado nuestras fotos de Julio, de primeros de Agosto, han muerto solas, abandonadas a su suerte. No sirven para decorar, nadie extraerá su aceite.

Allá donde pintan con un dorado intenso se salpica el páramo, el valle, el monte bajo de una miríada de pueblos que como la planta florecen bajo las luces del verano, entre el calor de sus oriundos recién llegados, como cada año, como los girasoles, a la luz cenital, aplastante del estío.

Leer el resto de esta entrada »