Twitter


Artículos
diciembre 2017
L M X J V S D
« sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

En ocasiones el refranero popular es el mejor manual para interpretar ademanes que rayan el esperpento. Me viene que ni al pelo ese dicho de ‘a río revuelto, ganancia de pescadores’. Para explicar la pasta de la que están hechos determinados pancistas para el oportunismo. Con la intención de arrimar el ascua a su sardina en medio del aparente desorden. Es la penúltima vuelta de tuerca que se ha sacado de la manga el Partido Popular de Yebes, que vuelve de nuevo a la carga con una invitación errática, absurda e ilusoria. Esta vez, aprovechando la salida de pata de banco del portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha que, sin encomendarse a nadie, ha decidido romper el pacto que firmó con el PSOE para facilitar la investidura de García-Page al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha.

No pretende esta tribuna cuestionar el desmarque del podemita. Que los analistas más sesudos interpretan en clave de egolatría que no de discrepancias graves con Page. La razón esgrimida por el discípulo de Pablo Iglesias no es otra que el desaliento. Contundente, ¿verdad? Cinco días después de apoyar al PSOE y al Gobierno regional en la propuesta de techo de gasto para los próximos presupuestos y en plena negociación de estos. De admitir que se iba en la buena dirección. Con esa maniobra como excusa y en una oferta altruista y magnánima, desde las filas del PP nos invitan a los socialistas a ir de la mano en el Ayuntamiento de Yebes. Juntos y en comandita. Con la condición de que ‘se rompa el enfermizo y extraño pacto con el extinguido UPyD’. Así, por las bravas y porque ellos lo valen.

¿Y a cuento de qué vienen ahora con estas?, se preguntarán. Pues verán. Estos señores se han hecho sus propias cábalas a partir de los ‘nuevos tiempos’ que, según ellos, se abren con la ruptura unilateral de Podemos. Interpretan los populares que las cuentas del próximo año, en las que figurará el colegio público de Valdeluz, están en la cuerda floja al quedarse el PSOE en minoría en el Parlamento regional. El único partido que ha dado una solución al problema de la escolarización en Leer el resto de esta entrada »

Cada año se repite la misma historia.Llega septiembre y con él la vuelta al cole. Los telediarios repitiendo hasta la saciedad las imágenes de siempre. Toca plasmar las miradas ilusionadas de los más pequeños. Los joviales testimonios al reencontrarse con los amigos tras tanto tiempo. Y los berrinches de los primerizos. También, claro está, el consuelo y respiro de millones de madres, padres y abuelos después de casi tres meses de vacaciones. Hasta de esos que admiten con la boca pequeña que los echarán de menos. El año que viene no habrá que irse muy lejos para asistir en primera persona a estos retratos vitales. Será con motivo del inicio del curso escolar 2017-2018 en el nuevo colegio público de Valdeluz.

Ayer mismo, el consejero de Educación desvelaba las primeras actuaciones del Plan de Inversiones Educativas de Castilla-La Mancha, que destinará 70 millones de euros en tres años. Ocho proyectos para la provincia de Guadalajara. En la lista, el Colegio de Infantil y Primaria de Valdeluz. Sin trampa ni cartón. No hay marcha atrás. Dicho y hecho. En sucesivas ocasiones, en público y privado. Otros pudieron haberlo hecho antes. Pero ha sido él. Emiliano García-Page. Y como todo final tiene un principio, conviene poner las cosas en su sitio. Para que nadie se distraiga. Él y solo él creyó a pies juntillas que había que poner fin al desaguisado que se estaba perpetrando en Yebes. Lo recuerdo como si fuera ayer. Era una fría y desapacible mañana de otoño de 2013 cuando el que suscribe y José Antonio Real le abordamos a salto de mata en Uceda. Para contarle en petit comité y con un reparador café con leche en la barra las penurias que estaban pasando decenas de familias en Yebes por la falta de un colegio como mandan los cánones. Cogió al vuelo la denuncia y la hizo suya.

Han sido tres años de ardua e incesante lucha. Con desilusiones y parcos motivos para la esperanza. Los altibajos propios de cualquier reivindicación que Leer el resto de esta entrada »

Hay días en los que te despiertas con la sensación de que ya has vivido antes lo que está pasando ahora. Si, igual que en la película ‘El día de la marmota’. Pero sin roedor ni Bill Murray. Algo parecido me pasó al enterarme de que al Partido Popular de Yebes le seguían dimitiendo concejales. En este caso, la señora Lourdes Isorna. Debe ser algún tipo de maldición. Señoras y señores del PP, ¿están ustedes seguros que no han atropellado a ninguna zíngara de un tiempo a esta parte? Como en ‘Maleficio’ de Stephen King, donde un viejo gitano, jefe de la tribu y padre de la finada, sorprende al protagonista a la salida del juzgado y, tocándole la cara, pronuncia la frase maléfica “más delgado”.

Así se están quedando ustedes, cada día que pasa más delgados de ediles y con menos pátina de credibilidad. Quizá coincidan conmigo en que tanto concejal de quita y pon ya empieza a oler. Porque, vamos a ver, yo puedo entender que el tiempo de cada cual es limitado y que las obligaciones diarias son muchas. Pero, ¿eso no vale para siempre? ¿Eso no suponía un obstáculo antes de las elecciones y ahora resulta que si que lo es? ¿Qué me he perdido en estos siete meses?

El compromiso de formar parte de una lista electoral es voluntario. A esto no se obliga a nadie. Y si se hace, mal asunto. Uno tiene que ser plenamente consciente de las circunstancias. Y si esas no te permiten cumplir con las obligaciones del cargo para el que te han elegido tus vecinos, pues no te presentas. Fácil, ¿verdad? Casi que de Perogrullo. Una candidatura se hace con las personas que sabes van a cumplir con esa premisa. Que están dispuestas a dedicar tiempo y esfuerzo a una tarea que, las más de las veces, es ingrata. Y eso es igual de válido si la voluntad de tus vecinos y los resultados te deparan estar en el Gobierno o en la oposición. Hay que estar a las duras y a las maduras.

Meter en una lista a personas solo para que luzcan está mal. Hacerlo para que si se gobierna se queden y, en caso contrario, den la espantada está aún peor. Y es que ya van dos; el primero, el cabeza de lista. Que ni llegó a tomar Leer el resto de esta entrada »

Es innecesario reseñar, por obvio, que cualquier acto precisa de un cierto esfuerzo. De la cantidad y calidad de esa voluntad dependerá en gran medida la eficacia y éxito del acto en cuestión. Con este introito a modo de declaración de intenciones, hay que decir que cuando uno aborda un proyecto, sea de vida, negocios o simple ocio, lo mínimo que se pide es echarle ganas. Cuánto más si está en juego postularse para regir los destinos de un municipio. Al que es preciso dedicar tiempo y ganas. Y da lo mismo si es desde un lado u otro de la mesa. Vale lo mismo para el que gobierna que para el que tiene que realizar la labor de desgaste en la oposición.

Qué duda cabe que al que gobierna se le debe exigir mucho más. De Perogrullo. Pero no es menos cierto que al adversario hay que reclamarle un mínimo de actitud y dedicación. Las suficientes para que los ciudadanos, que son los encargados de juzgar la labor de unos y otros, tengan conocimiento de causa. El riesgo es caer en el ridículo. Es el caso, por desgracia, de la ‘fiel’ oposición del Ayuntamiento de Yebes. Al principio creí que sus ausencias reiteradas y continuas meteduras de pata eran atribuibles a la bisoñez, algo hasta cierto punto lógico cuando se desconocen los mecanismos que tutelan una Corporación municipal. Pero con el paso de los meses he confirmado que es otra cosa.

¿Qué qué cosa es esa? Pues miren ustedes, a estas alturas aún lo desconozco. Me debato entre la pereza y la más absoluta de las perezas. O si lo prefieren, cuestión de baremación. Ejemplos hemos tenido a puñados. A excepción del Pleno de investidura, en el resto los concejales del Partido Popular han hecho mutis por el foro. Nunca han sido más de dos en la bancada de al lado. Con semejante desbarajuste, no es extraño que hayan creado una figura hasta hoy desconocida en el organigrama plenario: la del ‘portavoz rotatorio’. Jamás antes de la sesión sabemos quién será el encargado de ejercer como tal. Hasta una porra hemos establecido en el equipo de Gobierno. Yo no he dado ni una. Me tienen completamente despistado.

Y como era previsible que se justificasen en las redes sociales, donde ahí sí se desenvuelven como peces en el agua, con las horas y los días de convocatoria, les diré que se han celebrado Plenos de lunes a viernes y en horarios de mañana y tarde. Pero les da igual. Ahora apuntan a los sábados. ¿Y por qué no en las fiestas de guardar? Nada parece que les venga bien. Nada se ajusta a las necesidades de sus señorías. Eso sí, para el Facebook de día y hasta de madrugada. Pero para el máximo órgano de representación municipal, ni agua. Tampoco puede ser achacable a la periodicidad con que se convocan. Se hace de acuerdo a lo estipulado por la Ley, como Leer el resto de esta entrada »

En demasiadas ocasiones actuar con educación y respeto ante quien te difama y miente descaradamente se interpreta erróneamente como un síntoma de debilidad. Pareciera que asientes si no contestas. Hoy no será así. He leído la última nota de prensa del PP que, de principio a fin, no tiene desperdicio. Por la ignorancia que rezuma, las mentiras que vierte sin sonrojo y el tono chulesco y prepotente que emplea.

Y lo mejor de todo es que el protagonista es el mismo que engañó a sus vecinos y votantes dimitiendo a las primeras de cambio como portavoz de su grupo político al no ser elegido alcalde. Mal asunto ese de no ser capaz de estar a las duras y maduras. Estar en política es trabajar duro, incluso cuando no ganas, y ahí está la primera mentira de su escrito. El PP sacó más votos en Yebes y no ganó en Valdeluz, mal que les pese.

Dicen del presupuesto. Me encanta que hablen de pesetas. Es como el olor de las rosquillas que te traslada a la infancia. Quizá porque manejaban muchas pesetas cuando se compraban las tierras entre ellos, los del PP, al doble del valor de mercado para edificar un ayuntamiento que ahora está vacío. Tal vez tanta peseta les cegó y quisieron regar la tierra de sus muertos con un cementerio disparatado, faraónico y de a 130 millones de las pesetas de antes. Así manejaban el patio estos salvapatrias.

El dinero que nos encontramos en caja, 12 millones de euros contantes y sonantes, ha servido para devolver casi cinco millones, 830 millones de esas pesetillas, a la inmobiliaria Nesgar por la reserva de suelo que habían avalado. Ha servido para terminar el cementerio con menos de 200.000 € o el polideportivo que ellos proyectaron con multitud de deficiencias porque estos del PP habían dejado una caja millonaria y vacía, por 1’3 millones. Súmenle a eso el pago anual de las adjudicaciones y todos los proyectos y obras que se han acometido desde que estos señores no están en el poder y les saldrán las cuentas. Parques de perros, nave multiusos, adecuación de la Escuela Infantil y oficinas municipales, parque forestal de Valdenazar, nueva biblioteca, Aula de Astronomía, carril bici y suma y sigue. Tras estos pagos y obras, aún quedan Leer el resto de esta entrada »

Cuando supe que, como consecuencia de la actualización del valor catastral, el IBI iba a bajar un 18%, lo primero que se me vino a la cabeza fue: ¡¡Ufff, problemas a la vista!!

Verán, tengo la cuestionable habilidad de anticipar siempre el lado conflictivo de las cosas. No es que vea la botella medio llena, no. Eso es de pesimistas y yo soy optimista por naturaleza.

Es distinto. Más allá de la obvia ventaja que una medida como esta conlleva, hay que reflexionar sobre lo que acarrea al día siguiente. Y lo que una rebaja de ese tipo supone es, en caso de aplicarla a rajatabla, una grieta de dimensiones considerables en la tesorería municipal. Y eso es, estarán de acuerdo conmigo, un problemón de cuidado.

Lo voy a explicar clarito, para que se me entienda. Las cosas hay que decirlas como son, con claridad meridiana. A mí por lo menos me gusta que me lo cuenten así.

Pregunta: ¿Por qué hemos decidido subir el tipo para que las cosas sigan como están y no repercutir la bajada en la cuota de IBI que pagamos todos y cada uno de los propietarios de este tipo de bienes muebles?

Respuesta: Vayamos por partes. Primero hay que saber lo que representa en dinero contante y sonante. Sobre una cuota de IBI anual de unos 600 €, que es lo que paga un servidor, equivale a una rebaja de 108 €. O lo que es lo mismo, unos 9 € al mes. Menos de lo que pago de cuota mensual en mi comunidad de vecinos. Menos de lo que me cuesta que me corten el pelo una vez al mes. Menos de lo que valen dos cañas y un pincho.

Para las arcas municipales significa Leer el resto de esta entrada »

Conviene de vez en cuando hacer un alto en el camino. Detenerse y echar la vista atrás por si acaso. Para comprobar si seguimos en la linde o nos hemos desviado de la ruta. Como político en ejercicio que soy y responsable de gestionar el bien común de mis convecinos de Yebes y Valdeluz, me siento en la obligación de reconocer en público los errores que cometo y, ¡por qué no!, también mis aciertos.

Si de algo estoy satisfecho en estos cuatro meses al frente de la Alcaldía es de haber contribuido a alejar la ira de la convivencia. Algo ha tenido que ver el esfuerzo suplementario que estamos haciendo para reducir a la mínima expresión la distancia con los ciudadanos. En la calle y en los despachos. Junto a mi equipo, en este breve pero intenso tiempo no hemos parado de atar cabos. De atender reclamaciones y solucionar problemas. La mayoría propios, pero también ajenos. El verano nos dejó la satisfacción del deber cumplido, con unas fiestas participativas y animadas. Pero también fue la antesala para emprender una serie de acciones que hoy ya son realidad como el Plan local de empleo, la adecuación de la nueva biblioteca del pueblo en el edificio del Ayuntamiento, el programa gratuito de formación online, el nuevo convenio con Cáritas o el aumento del número de frecuencias en la línea de autobús. No les aburriré con la lista, que es prolija por más que a alguno le pese.

También ha sido necesario tender puentes, un factor primordial en este oficio de desgaste e indispensable. Solo así hemos podido trasladar nuestras necesidades más apremiantes en materia de sanidad y educación a los máximos responsables políticos. Esos que tienen la última palabra. Sin intermediarios ni correveidiles. Junto a consejeras y consejeros, directores generales y provinciales. Captar su atención es solo la primera piedra en un largo camino de encuentros, cartas y llamadas que tienen como fin atraer recursos de la Administración regional para mejorar la vida de nuestros vecinos.

La realidad es tozuda y en ocasiones pone obstáculos que hay que atajar. Es lo que ha pasado con la oficina del agua, la revitalización del Agente de Desarrollo Local y algún que otro servicio que nos hubiera gustado poner en marcha en estos 100 días pero que requieren de un espacio físico para su desarrollo. Por si alguno de ustedes no se ha dado cuenta, no hay ni un metro disponible en las instalaciones municipales que el Ayuntamiento tiene en Valdeluz. Seguimos en barracones de obra esperando como almas en pena a que la ley Montoro sea papel mojado y podamos acometer el Leer el resto de esta entrada »

Espero que los que ya están aburridos de tanta política me sepan perdonar. Pero faltaban por poner algunos puntos sobre las íes tras lo ocurrido en estos 2 últimos meses. Primero porque me comprometí a hacerlo, segundo porque creo que es justo que se sepa y tercero porque nadie puede hacer juicios de valor correctos si no es con todas las versiones de la película. Todo lo demás es alimentar, con mayor o menor intención, acusaciones y rumores infundados. Lo único que pretendo es dar nuestra versión de los hechos, y que cada uno saque sus propias conclusiones sobre la verdad o no de lo aparecido por las redes y mentideros en las últimas semanas.

La noche del 24 de mayo, una vez conocido el escrutinio de Yebes, los miembros de esta candidatura o bien estaban en casa, o bien se marcharon a la sede provincial del partido para comunicar el resultado. Nadie se fue a celebrar nada, porque nada había que celebrar. El PP había ganado, aunque por poco, y nuestra intención de gobernar en mayoría era ya una ilusión deshecha.  Comenzaban unas semanas duras de negociación.

Cual fue nuestra sorpresa, cuando la primera llamada recibida fue del PP. Sorpresa, si. Ese partido que nos había dedicado durante toda la campaña y la pre-campaña adjetivos tales como “lamentables”, “desastrosos”, “llorones”… Que había dicho sentir vergüenza ajena de nuestra gestión realizada… Esos que habían tildado nuestro programa de irrealizable… Y sobre todo, señores, y apunten el dato, esos que se habían vanagloriado en su programa de que jamás, y digo – y dijeron – jamás, pactarían con ningún partido cuyos concejales tuvieran intención de cobrar del Ayuntamiento. Como podréis entender, con esas premisas, nadie coge esa llamada con demasiada confianza, pero la realidad era clara, había que negociar para formar gobierno. Y había que escuchar a todo el mundo. En esa llamada se nos emplaza para esa misma tarde del lunes 25.

Horas antes de dicha reunión con el PP, nos reunimos la candidatura del PSOE para hacer balance de las elecciones y, en cierto modo, para que los más optimistas levantaran el ánimo a los más pesimistas. No se había ganado, pero nos encontrábamos en una situación privilegiada:  éramos el partido que más había crecido en votos, habíamos ganado en Valdeluz, nos habíamos quedado a nada de conseguir el cuarto concejal y con bastante probabilidad Page gobernaría en la región.  Se nos pide paciencia, porque aún no se había logrado nada y Leer el resto de esta entrada »

Decía esta semana mi compañero de lista José Antonio Real en su artículo ‘Programa Vs ocurrencias’ que el estilo que nos ha identificado en esta campaña ha sido hablar de nuestras propuestas y no de las del resto de partidos que concurren a estas elecciones. No seré yo el que le lleve la contraria. Pero creo no traicionar ese espíritu si hago una reflexión sobre lo que pudo haber sido y no fue de algunos. O lo que es lo mismo, de lo que se les llenaba la boca con determinados temas que, a la hora de la verdad, han convertido en agua de borrajas. Obviaré señalar con dedo, porque seguro que la mayoría de ustedes ya se han percatado del fiasco.

Haciendo uso de esa red social tan neutral que algunos idealizan como la plaza pública de Valdeluz, se dedicaron a vender algunas medidas como si les fuera la vida en ello. Ya con el programa contante y sonante en la mano, ese que maneja todo hijo de vecino, hemos podido comprobar que de lo dicho nada. Eso tan español del ‘donde dije digo, digo Diego’.

Creo recordar que fue una de las integrantes de la lista la primera en salir a la palestra. Sin mediar pregunta alguna, a calzón quitado. Me refiero al asunto de la calidad del agua potable que sale de nuestros grifos. Por activa y por pasiva se empeñaron en convencernos de que había una solución para el problema de la cal. Que ellos tenían la receta mágica.

Nosotros sabemos a ciencia cierta que no hay una solución técnica y económica que sea eficaz y viable para ese problema. Y así lo reflejamos en nuestro programa. Por eso ofrecemos la creación de una oficina de asesoramiento que informe a las comunidades de vecinos y particulares sobre las acciones a adoptar para paliar ese inconveniente en el ámbito doméstico. Pues debió ser leer aquello y la misma persona que había ofrecido el bálsamo de Fierabrás se puso hecha un basilisco para acusarnos de mentirosos. Y ella erre que erre, insistiendo en que había muchas y variopintas ofertas y soluciones y que las iba a presentar con luz y taquígrafos. De aquello nunca más se supo.

A la vista de esos contundentes argumentos, éramos muchos los que confiábamos que en el programa electoral se nos ofreciesen los detalles de esa medida estrella. Nuestro gozo en un pozo. En el díptico que han repartido no solo han decidido no airear esa promesa sino que la han eliminado de la lista. Visto lo visto, se me plantean dos dudas. O no lo han contemplado porque han sufrido un lapsus, lo cual dice muy poco en su favor teniendo en cuenta la trascendencia de la oferta. O se lo han cargado de un plumazo porque, simple y llanamente, han comprobado que nos asiste la razón. Y casi que me decanto por esta segunda opción. Así que la artimaña ha quedado al descubierto.

El segundo descuido es más llamativo aún. Me refiero al asunto de los sueldos. Se vieron obligados a “retratarse” al aparecer en nuestro programa de forma explícita y detallada el punto que hablaba de los salarios que percibiría nuestro alcalde y los concejales en cas

¿Cuál es la moraleja que debemos extraer de este quiero y no puedo? Yo lo tengo meridianamente claro. Saquen ustedes sus propias conclusiones.o de ejercer responsabilidades de gobierno. A regañadientes, aseguraron que solo el alcalde percibiría emolumentos. Pero a la hora de la verdad, en el papel de marras no aparece nada de esto. Lo han sustituido por algo parecido aque adecuarán los sueldos para que no resulten muy gravosos para las arcas municipales. Algo tan sutil y ambiguo como eso.

Encaramos la recta final de la campaña electoral. Por fin, añadiría. Las ganas de que llegue el día 24 por la noche y todo haya acabado es proporcional a la ilusión e incertidumbre sobre lo que nos depararán los resultados y que condicionará el devenir de Yebes y Valdeluz para los próximos cuatro años.

En líneas generales he de admitir que estoy contento. Ha sido una campaña relativamente limpia. Los componentes de las listas electorales no se han embarrado en las trincheras ni han sacado ventilador alguno a pasear. Otra cosa bien distinta ha sido el protagonismo exagerado de los “talibanes” adjuntos. Esos simpatizantes de corte radical, de antiguas figuras de la política local que están en retirada que han querido demostrar cuán profundo es su rencor. No saben aquello de que agua pasada no mueve molino o de que más vale una retirada a tiempo que una batalla perdida. En fin ellos sabrán. Amén de amortizados, esos personajes ya son historia. Y de la rancia. Puente de plata y sayonara, baby.

Decía que ha sido esta una campaña limpia. Desde el minuto uno nos la planteamos como un debate de programas. Una confrontación de ideas y proyectos. Sin entrar al trapo de las provocaciones ni suscitar polémicas estériles. Contestaríamos a las preguntas de los vecinos y aclararíamos sus dudas; eso sí, en ningún caso cuestionaríamos las propuestas de los demás.

Estamos convencidos de que nuestras propuestas para los cuatro próximos años son las mejores. Como no podía ser de otra manera. Son las más adecuadas y realistas. Las que más se adecúan a los tiempos que vivimos y a lo que la gente demanda y necesita. El nuestro es un programa profundamente social. Alejado de proyectos de relumbrón y muy asentado en el día a día. Con los pies en el suelo.

Apostamos firmemente por la transparencia. Hasta el último euro que se mueva en el Ayuntamiento va a ser público. Y no solo eso, todos vosotros tendréis la última palabra en lo que se refiere a inversiones. El Consejo Local y las asambleas ciudadanas serán ejes fundamentales sobre los que a partir de ahora se apuntalará un cambio profundo en la manera de entender el municipalismo.

Queremos ser un referente en lo que a participación ciudadana se refiere. Nada de decisiones unilaterales. Gobernar para todos pero con todos. Como hemos venido reclamando durante toda la campaña a modo de lema, “No opines, decide”. O dicho de otra manera, no te limites a hablar, mójate.

El programa que te hemos ido entregando por áreas no es fruto de unas pocas tardes. Empezamos a trabajar sobre él hace ya casi tres meses. Contábamos con una ventaja, la experiencia de cuatro años de Gobierno. Y si a eso unimos la savia nueva que se ha incorporado a nuestro proyecto, la ilusión y las ganas que han aportado, tenemos la ecuación perfecta para pergeñar un programa como el que os hemos presentado.

Son un total de 114 acciones de Gobierno divididas en una docena de áreas. Más de un centenar de medidas para cambiar el municipio. Más de un centenar de medidas pensadas y perfiladas hasta la última coma. Más de un centenar de medidas concretas, sin doble fondo, para que nadie se llame a engaño. Solo proponemos lo que podemos cumplir. Sin medias verdades. Un mucho de transparencia y un bastante de respeto. El respeto que nos merecen nuestros vecinos ante los que estamos obligados a presentarnos con un programa de Gobierno serio, concreto y realista.

Les invito por tanto a que se sienten un ratito y comparen programas. Una vez leído el nuestro les aseguro que no perderán mucho tiempo en leer el de las demás formaciones. Algunas no llevan más de quince puntos en su programa. Escaso bagaje para apuntalar un proyecto de futuro. Pero eso, como todo, queda a su elección.

En fin, en sus manos está el futuro del municipio. Que no es pecata minuta. Que ustedes lo decidan con sabiduría y responsabilidad.

Cuentan desde Hollywood que el próximo 21 de octubre Marty McFly se trasladará a nuestra época. A este 2015. Procedente de aquel 1985 del ‘Money for Nothing’ de Dire Straits y del final de la ‘guerra fría’ a lomos del vetusto e inolvidable DeLorean, que le permitía viajar en el tiempo. Que es como decir que el bueno de Michael J. Fox habrá llegado al futuro. Y digo yo, ¿en verdad vivimos en el futuro?

La literatura, la pintura, la fotografía y, por supuesto, el cine han sido utilizados a lo largo de la historia como recurrentes escaparates para plasmar nuestros sueños y dejar volar la imaginación en torno a cómo podría ser el mundo del mañana. Desde las visiones grises y descarnadas del ‘Metrópolis’ de Fritz Lang, que dirigió en 1927 y que a día de hoy es, con toda probabilidad, la película que más tristemente se acerca a la realidad, hasta otras repelentemente pulcras como el 2032 en el que aterrizaba Sylvester Stallone en ‘Demolition Man’.

Dejamos atrás el orwelliano ‘1984’ y aquí seguimos. Llegó 1995 y ningún virus letal mermó al 99% de la población mundial como se presagiaba en ‘Doce monos’. Manhattan tampoco se ha convertido en una isla-prisión, aunque para muchos es una mole apabullante, en contra del decorado que nos mostraba ‘1997: rescate en Nueva York’. Para colmo, ‘2001’ fue cualquier cosa menos una odisea espacial y ni siquiera ‘2012’ acertó con sus profecías apocalípticas.

Para los que nos hemos criado en las dos últimas décadas del siglo pasado, 2015 es un año marcado en el calendario. El mañana que nos prometían en la trilogía de “Regreso al futuro” y en otros muchos títulos, quizá de corte demasiado optimista y jovial, era uno en el que los avances científicos estarían al alcance de cualquiera. Esa democratización tecnológica nos iba a convertir en una sociedad algo más igualitaria, que daría a todos las mismas oportunidades de prosperar.

No era difícil adivinar que algunos de aquellos artilugios más o menos ingeniosos se harían esperar un poco más. Aquí seguimos sin coches voladores ni puente aéreo hacia la Luna. Lo que creo que ninguno de los que hoy podemos contarlo esperábamos es que se iba a producir un retroceso tan morrocotudo en cuanto a derechos sociales y laborales. Un mundo en el que la macroeconomía dictaría las reglas y sería más importante que la educación o la sanidad. Donde se estigmatizaría y perseguiría a los que osasen ser críticos con unos gobernantes que permanecen sordos, ciegos y mudos ante las demandas y necesidades de sus ciudadanos.

Muchos me preguntan por qué he tomado la decisión de unirme al equipo del PSOE de Yebes-Valdeluz. La respuesta es elemental a la par que obvia: porque sigo creyendo en ese futuro ‘de cine’ que todos hemos soñado para Yebes y Valdeluz. Para nuestro pueblo y sus urbanizaciones. El porvenir nos invita a abrir las puertas y no podemos desaprovechar la oportunidad que nos brinda para construir con esfuerzo y dedicación los cimientos del mañana. Desde el primer día nos dieron la posibilidad de trabajar de forma concienzuda en un grupo que comparte una común ilusión y en el que hemos optado por hacer autocrítica, hablar cara a cara con nuestros vecinos y elaborar los diferentes proyectos que se incluirán en un programa sólido, uniforme, conjunto y viable antes que lanzar floridos anuncios electoralistas. Ya lo dice nuestro lema: ‘Propuestas, no promesas’.

Trabajo, entusiasmo, humildad y, sobre todo, los brazos abiertos a todo hijo de vecino. Esos son los pilares en los que estamos trabajando desde hace algunos meses en el PSOE de Yebes-Valdeluz. Porque estamos convencidos del enorme potencial que tiene nuestra comunidad y las personas que la integramos. En definitiva, porque creemos que entre todos podremos regresar al futuro.

De izquierda a derecha y de abajo a arriba: Aurora Herranz, Ana Lorente, Mª José Rodríguez, José M. Cócera, Vanessa Molina, Joanna Villegas, Paqui Fernández, Teresa Lozano, David Lozano, José A. Real, Jordi Cuevas, Israel Calzado

De izquierda a derecha y de abajo a arriba: Aurora Herranz, Ana Lorente, Mª José Rodríguez, José M. Cócera, Vanessa Molina, Joanna Villegas, Paqui Fernández, Teresa Lozano, David Lozano, José A. Real, Jordi Cuevas, Israel Calzado

Si hacéis un repaso a vuestras vidas, hay un condicionante que está presente en los momentos cumbre y en las noches más largas. Son las personas. Dotadas como están de virtudes y defectos, tienen la facultad de catapultarnos a lo más alto o, en su defecto, abocarnos al peor de los destinos. En cualquier situación. En el trabajo, en familia, en el deporte, durante una convalecencia hospitalaria. Lo de menos es si fue en un restaurante, un autobús o a la vuelta de la esquina. El que más y el que menos retiene en su memoria innumerables momentos de plenitud gracias al recuerdo de alguien que estuvo allí. Que estuvo a la altura de las circunstancias, echó una mano sin pedir nada a cambio, esbozó una sonrisa entre la niebla o, simplemente, pronunció una palabra amable.

Días atrás tuve la oportunidad de escuchar en Valdeluz a un orador convincente. Álex López defendía que muchas empresas empiezan a decantarse por contratar determinados servicios a personas en lugar de a marcas. Esas que están interesadas en conocer quién está detrás del servicio que le van a prestar. No es el Renacimiento de nuevo, más bien un nuevo renacimiento. El ser humano en el centro del Universo. Otra vez el mundo observado desde una mirada sencilla, cercana, que puede ser la del cliente y hasta la del votante. Que destierra la fe ciega en las marcas o dioses de turno.

Hoy se ha perdido la confianza en la marca. Esa desafección es más evidente si cabe en política. Quedan pocas certezas a las que agarrarse. Es esta precampaña electoral en la que estamos inmersos toda una Feria de vanidades y utopías. Asistimos como espectadores de excepción a ese ritual nauseabundo que entremezcla las infamias sobre los candidatos o sus listas con el más variopinto muestrario de Leer el resto de esta entrada »

No daba crédito a lo que tenía delante de los ojos. Dos veces tuve que leer la carta de despedida que el Partido Popular de Yebes dedicó hace 20 días a Manuel Vioque, que ha sido hasta ahora su portavoz en el Ayuntamiento. No entraré a analizar el trasfondo del asunto porque es vox populi la división interna de la que el PP ha hecho gala en estos cuatro años y que corrobora esta declaración epistolar. No me va eso de ‘hacer leña del árbol caído’, más que nada porque poco árbol resta de aquel que comenzó la legislatura.

Lo que me ha dejado estupefacto son los infamantes epítetos que esta nueva promoción del PP, que pretende reverdecer viejos laureles, dedica al último Gobierno del Partido Popular, para más inri de su mismo signo político: ‘(…) desastrosa gestión de la anterior Corporación y reprobables maneras de su Alcaldía’, reza textual la misiva. Con tan alevoso y contundente alegato calificaban aquel mandato de José Antonio Hernández entre 2007 y 2011.

Los que han seguido mi trayectoria saben que fui uno de los más críticos con esa gestión. Ahí están las hemerotecas por si alguien quiere comprobarlo. Siempre tuve meridianamente claro que aquel equipo de Gobierno incurrió en una ceguera sin paragón sobre lo que acontecía en buena parte del municipio. Bebió los vientos por el pueblo, que sin duda estaba necesitado de un buen lavado de cara, y lo hizo a costa de abandonar a su suerte a Valdeluz, que empezaba a dar síntomas del despunte que se avecinaba.

No creo que hubiera mala fe. En todo caso, algo de ofuscación por aquello de tomar las decisiones con las anteojeras puestas y otro poco de mal asesoramiento. Calificar de ‘reprobables’ los modos y maderas de José Antonio Hernández es como poco temerario. Por no hablar de la ruindad que supone el calificativo viniendo de donde viene. De los tuyos. Leer el resto de esta entrada »

Les presumo enterados del contenido de la reunión que días atrás mantuvimos con el Viceconsejero de Educación en Toledo para abordar el problema educativo que padecemos y sobre el que, hasta ahora y como Pilatos, se habían lavado las manos. Tiene narices que después de dar la matraca por activa y por pasiva durante años para sentarnos en una mesa y buscar una solución consensuada, tuviéramos que escuchar en el despacho del señor José Jaime Alonso Díaz-Guerra que el encuentro había sido propiciado por la Asociación de Vecinos de Valdeluz, que en una entrevista previa pidió al susodicho que recibiese al alcalde y a los portavoces de los grupos políticos. ¡Así, como suena! Un poquito de lealtad institucional, por favor.

Y no me entiendan mal, encantado me hallo de que mis vecinos tengan tanta iniciativa y  ascendencia ante el señor Viceconsejero. Pero ¡carajo! que son incontables las veces que desde el Ayuntamiento nos hemos dirigido a la Junta y ni se han dignado respondernos siquiera.

O…lo mismo es que pretendía ningunearnos. Viejas estrategias de casta negociadora.

Sir Isaac Newton

Sir Isaac Newton

En esa reunión en la que yo no estuve pero de la que me acuerdo, que diría aquel, acudió en nombre del PSOE mi compañero y sin embargo amigo José Miguel Cócera en calidad de teniente de Alcalde. No les voy a aburrir con lo que se dijo y lo que no. Pero si querría hacer un par de reflexiones en voz alta sobre algunas de las cuestiones que allí se suscitaron.

El señor Díaz-Guerra desgranó un puñado de cifras por las que, según su preclaro entender, el problema de la escolarización en Yebes y Valdeluz no es prioritario para la Junta. Al margen del enojo y mosqueo que a algunos nos pueda provocar tal afirmación, que no es sino un desatino, a un servidor le deja ojiplático el profundo desconocimiento de la realidad que tiene uno de los principales responsables Leer el resto de esta entrada »

En la vida caminamos guiados por nuestros sueños. Esas acciones, esa manera de ser, se tiñen con el color de nuestras esperanzas y proyectos. Es esa percepción la que nos convierte en uno de los municipios más singulares de Guadalajara, diría que hasta de esta piel de toro. De un tiempo a esta parte oigo alguna voz que se decanta por la normalidad. Y ante tanto conformismo me viene a la memoria la mácula de ‘municipio fantasma’ que en 2011 nos legó el Gobierno del Partido Popular. Nosotros, en el PSOE, estamos empeñados en darle la vuelta a la tortilla para ser reconocidos como ‘municipio estrella’. Y a fe mía que no vamos mal desencaminados.

El entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, poniendo la primera piedra de Valdeluz

El entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, poniendo la primera piedra de Valdeluz

Aunque es seguro que ustedes tienen más ejemplos, conviene antes poner cada cosa en su sitio. Empezando por el principio. La primera piedra de Valdeluz se colocó hace justo una década. En el verano de 2006 se entregaron las primeras llaves. Cinco años después aún seguían al frente del Ayuntamiento los mismos que hoy se oponen a cada nuevo servicio que ponemos en marcha. De casta le viene al galgo. Hablamos de una ciudad ‘inventá’, que diría José Mota. A la sombra de un AVE de paso que vemos alejarse sin demasiadas esperanzas. La maldita crisis redujo las cuatro fases iniciales a una, preñada de anhelos y vecinos. Todo por hacer, muchas necesidades y problemas sin resolver.

Yebes dista 12 kilómetros por carretera y sin acceso directo con Valdeluz. Un pueblo inerme cuajado de urbanizaciones medio vacías y sueños rotos. Con más vecinos nuevos que paisanos de toda la vida. Sin servicios, a excepción de los municipales. Tienda, bar y autobuses son los únicos atisbos de actividad en medio de tanta resignación y apatía. Que prefiere eso de ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’.

¿Y qué se supone que es un pueblo normal de 2.700 almas? ¿Quizá Leer el resto de esta entrada »